martes , 17 de septiembre, 2019

Hoy se conocerá la sentencia en el juicio por la tragedia de Once

Se investiga a los responsables por el choque del tren de la línea Sarmiento ocurrido el 22 de febrero de 2012 que dejó 51 víctimas fatales y 789 heridos. Están imputados los ex secretario de Transporte Schiavi y Jaime.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de la Capital dará a conocer esta tarde la sentencia en el juicio por el choque de un tren de la línea Sarmiento contra el andén número 2 de la estación terminal de Once que dejó un saldo de 51 víctimas fatales y 789 lesionados, ocurrido el 22 de febrero de 2012.

De esta forma, el tribunal integrado por los jueces Jorge Alberto Tassara, Jorge Luciano Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Ana D’Alessio, darán su veredicto contra los imputados Sergio Claudio Cirigliano, Marcelo Alberto Calderón, Carlo Michele Ferrari, Carlos Alberto Lluch, Sergio Daniel Tempone, Jorge Álvarez, Guillermo Alberto D’Abenigno, Jorge Alberto de los Reyes, Alejandro Rubén Lopardo, Carlos Esteban Pont Vergés, Daniel Fernando Rubio, Víctor Eduardo Astrella, Oscar Alberto Gariboglio, Francisco Adalberto Pafumi, Pedro Roque Rainieri, Roque Ángel Cirigliano, José Doce Portas, Juan Pablo Schiavi, Ricardo Raúl Jaime, Pedro Ochoa Romero, Laura Aída Ballestero, Antonio Marcelo Ricardo Suárez, Miguel Werba, Daniel Guido Lodola, Luis Alberto Ninoná, Antonio Eduardo Sícaro, Marcos Antonio Córdoba y Mario Francisco Cirigliano.

De acuerdo al requerimiento fiscal de elevación a juicio, todos, a excepción de Córdoba, se encuentran acusados por los delitos de defraudación contra la administración pública y descarrilamiento culposo. Según el Código Penal, esos delitos tienen una escala de pena de 2 a 6 años de prisión y de 1 a 5 años de prisión, respectivamente.

En tanto, Córdoba está imputado por el delito de descarrilamiento culposo, que tiene una escala de pena de 1 a 5 años de prisión.

En la última audiencia celebrada el 15 de diciembre pasado, los imputados hicieron uso de su derecho de pronunciar sus últimas palabras antes del veredicto.

En esa oportunidad, el motorman dijo haber hecho “todo lo posible por frenar el tren” e insistió en que el no tuvo “la culpa” de que el tren “no haya frenado”. “Ratifico mi absoluta y categórica desvinculación del hecho ocurrido”, aseveró.

Por su parte, Jaime apuntó contra Marcos Córdoba al afirmar que “sólo él y su conciencia sabrán lo que sucedió en ese momento”, y señalar que, a lo largo del juicio, “ha quedado debidamente probado que el tren estaba en condiciones de frenar”.

En tanto, Ninoná dijo estar allí “injustamente sentado” y sostuvo que en este proceso lo están juzgando “por el nombre del puesto” que ocupaba en la empresa cuando, en realidad, no tenía “nada que ver” y “ni siquiera manejaba fondos de una caja chica”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *