lunes , 16 de septiembre, 2019

Highton: “Lo ideal sería que la corte esté completa”

La jueza de la Corte Suprema de Justicia Elena Highton de Nolasco afirmó que “cuando entre en vigencia la renuncia de Zaffaroni van a tener que nombrar a otro juez para completar los cinco” miembros del máximo tribunal que indica la ley.

En una entrevista publicada hoy en Página 12, Highton se refirió a la necesidad de nombrar al quinto integrante de la Corte, que a partir del año próximo contará solo con cuatro miembros debido a la muerte de Carmen Argibay y de Enrique Petracchi, fallecidos en 2014, y a la renuncia, formalizada el viernes, de Eugenio Zaffaroni.

Highton calificó al eventual nombramiento del reemplazante de Zaffaroni como “un problema político” pero expresó que “lo ideal sería que la Corte esté completa, porque si no podemos quedar empatados dos a dos, y si bien se puede llamar a un conjuez para desempatar, el problema es que, al ser alguien ajeno a la constitución del tribunal, que cambie incluso según el caso, puede generar incertidumbre a la jurisprudencia”.

Incluso agregó que “sería bueno que nombren a una mujer para mantener el equilibrio de género”, y recalcó que “es importante que haya número impar”.

“Cuando entre en vigencia la renuncia de Zaffaroni van a tener que nombrar a otro para completar los cinco”, dijo, pero descartó que esa decisión signifique un cambio en el rumbo de la Corte.

“El periodismo es el que dice que es todo un caos. Yo no creo que haya ningún caos. Creo que no hay por qué preocuparse”, aseveró.

La jueza, que manifestó su acuerdo con que a los 75 años los jueces de la Corte deban jubilarse porque “es lo que dice la Constitución”, no coincidió con Zaffaroni, quien se mostró en contra de la vitalicidad del cargo de los jueces en su carta de dimisión a la presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

“La razón de la inamovilidad es la independencia de los jueces”, sostuvo Highton.

La magistrada, que votó en disidencia en el reciente fallo que repuso una cautelar que exime a La Nación y otros medios de impuestos millonarios, señaló que “hacer un fallo no es hacer política. Cada uno decide lo que cree que jurídicamente debe ser.

Hace 40 años que hago sentencias y nunca creí que hacía política”.

La única mujer que actualmente integra la Corte se manifestó de acuerdo “en líneas generales” con la reforma procesal penal que impulsa el Poder Ejecutivo y consideró que “es importante un proceso acusatorio. Porque hay mejor defensa en juicio con la investigación fiscal y no involucrando al juez en las decisiones”.

Consultada sobre uno de los puntos más debatidos del proyecto de Código Procesal, el que dice que la “conmoción social” que haya causado un hecho puede ser tenida en cuenta para definir la prisión preventiva, Highton dijo que no cree que sea “un elemento a tener en cuenta” porque “es darles un poder excesivo a los medios. Va contra la presunción de inocencia”.

Especialista en Derecho Civil e integrante junto con Ricardo Lorenzetti y Aída Kemelmajer de la comisión que redactó el proyecto original del nuevo Código Civil y Comercial, Elena Highton sostuvo que “nunca antes se debatió tanto” una norma.

“Hubo como 20 audiencias públicas en todo el país y no sé cuántas presentaciones ante la bicameral. Algunos por escrito, y todo el que quiso fue ahí y dio su opinión, no recuerdo que el tiempo haya sido limitado. Y muchas cosas fueron modificadas justamente por pedidos de los que opinaban”, añadió en diálogo con Página/12.

Highton subrayó que actualmente “el sistema hace agua” y que en la redacción del nuevo Código “toda la ciudadanía pudo opinar. La oposición incluso participó en la bicameral. Uno de los que más participó fue Ricardo Gil Lavedra. Estaba conformada por todos los partidos”.

Highton, nombrada en 2004 en el máximo tribunal, calificó a la Corte de la última década como “de avanzada” porque “ha innovado, ha cambiado mucho su jurisprudencia, basando en la Constitución y en los derechos humanos todos los criterios.

Porque incluso están por encima de todo al momento de interpretar el derecho común, y las normas civiles, básicas o comerciales, o de derecho público”.

En ese sentido, la jueza dijo estar orgullosa por los fallos de esta Corte sobre “derechos humanos, los grandes hitos sobre crímenes de lesa humanidad. Son fallos importantes, únicos en el mundo. Además, en cierto momento se creía impensable juzgar estos casos”.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *