martes , 23 de julio, 2019

Hebe de Bonafini comenzó a divulgar la historia de los jueces de la Corte

El primero fue Argibay. Forma parte de la campana de Madres de Plaza de Mayo para que el “pueblo” evalúe a los jueces.

La titular de la Asociación Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini, comenzó hoy con lectura del currículum de Carmen Argibay como parte de la campaña para que el “pueblo” evalúe sobre los jueces de la Corte Suprema de Justicia, en la habitual ronda de los jueves en Plaza de Mayo.

“Las Madres no vamos a hacer ninguna apreciación, lo vamos a leer y después son ustedes, el pueblo, el que evaluará si es buena, si es mejor, cómo es”, afirmó Bonafini en alusión a la lectura sobre la “historia de cada juez de la Corte Suprema”.

En ese sentido, dijo que “hay buenos, hay malos, hay regulares, hay de todo. Entonces elegimos y el día de hoy vamos a empezar a leer la historia de la señora Argibay”.

Según leyó al final de la jornada, la jueza de la Corte “defendió su voto sobre indultos” y “justificó que se expidió en contra de la inconstitucionalidad del perdón porque se trataba de ˜cosa juzgada˜.

˜La ley está por encima de las convicciones personales˜, argumentó. Por eso ella defendió esa ley, porque su convicción era que había que aportar a la ley”, puntualizó.

Lesa humanidad. Durante la lectura, además, Bonafini remarcó la lucha por el juzgamiento de los crímenes de lesa humanidad que protagonizó Argibay.

La titular de Madres indicó que la magistrada “fue una de las pocas magistradas que participó del juzgamiento de tales crímenes de lesa humanidad”.

También Bonafini comentó que “el 30 de diciembre de 2003 se convirtió en la primera mujer en ser nominada por un gobierno democrático para integrar el más alto tribunal de justicia de Argentina cuando el presidente Néstor Kirchner tomó la decisión política de llevar a cabo una renovación de la Corte Suprema”.

“La nominación de Argibay tuvo una dura resistencia de algunos sectores de la sociedad, particularmente de la parte más conservadora de la Iglesia Católica, luego de que declarara que se hallaba ˜políticamente más cerca de la izquierda que de la derecha˜, que era una ˜atea militante˜, y que apoyaba el derecho de las mujeres a decidir sobre su propio cuerpo”, resaltó entre otras cuestiones.

El pliego de Argibay, con la firma del entonces presidente Kirchner, fue presentado a la Cámara de Senadores para su consideración el 19 de marzo de 2004 y aprobado en la sesión del 6 de julio por 43 votos a favor y 16 en contra, con la presencia de la senadora por Santa Cruz Cristina Fernández.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *