martes , 17 de septiembre, 2019

Hay 662 saladitas y 86.728 vendedores ilegales en el país

Según la CAME, el comercio informal ascendió a $ 5.958 millones en mayo de 2017. Hubo un desplazamiento de vendedores clandestinos que se trasladaron hacia ciudades sin ferias y con menos controles.

En mayo se detectaron 86.728 puestos irregulares entre saladitas y manteros en la vía pública en 465 ciudades relevadas, con ventas en el mes por 5.958 millones de pesos, que a precios actuales equivaldrían a 71.500 millones de pesos anuales, según un informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

En total, se encontraron 662 saladitas, 6 más que en la última medición realizada en agosto 2016, mientras que la cantidad de vendedores informales cayó 2,3 por ciento. La baja se debe a que el incremento de los alquileres de las tiendas en ferias y los mayores controles en la vía pública provocó que muchos puesteros se desplazaron a lugares donde había menos presencia de comercio antirreglamentario.

En tanto, en la vía pública en ciudades con saliditas la cantidad de manteros cayó 35,1 por ciento. De 20.920 vendedores en agosto de 2016 se pasó a 13.576 en mayo 2017, es decir, 7.344 menos. En cambio, en las localidades sin saladitas, el número de manteros creció de 6.150 en agosto 2016 a 10.840 en mayo pasado. En total, en las 465 urbes relevadas se encontraron 24.416 de estos comerciantes ilegítimos.

En promedio, en las ciudades con saladitas se registró en mayo 1 puesto de venta ilegal cada 291 habitantes, registrándose una leve mejora frente a agosto pasado, cuando la penetración del comercio clandestino era de 1 puesto cada 263 personas. Sin embargo, hay localidades del país donde la venta irregular es tan invasiva que se verifica un mantero cada 23 habitantes. Se trata especialmente de los centros con perfil más turístico o fronterizo a países de alto contrabando.

El informe de la CAME Según el indicador de penetración del comercio informal que elabora CAME, donde se mide la cantidad de habitantes por puesto de venta ilegal en cada lugar, en mayo 2017 la peor situación ocurrió en Mina Clavero. La localidad cordobesa registró, en promedio, 1 puesto irregular cada 23 personas. Al ser una urbe pequeña en cantidad de habitantes (tiene 7.500) pero que recibe gran flujo turístico en estas épocas, los comerciantes clandestinos encuentran una buena plaza de venta, y se instalan mayormente en alguna de las saladitas de la ciudad.

La segunda más afectada fue el departamento de Río Hondo, en Santiago del Estero, con 1 puesto ilícito cada 26 habitantes. La venta irregular subió mucho allí, y en el caso de los manteros muchos se mueven bajo la coordinación de jefes. Al ser muy turístico, estos mercaderes encontraron un buen punto para comerciar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *