martes , 24 de septiembre, 2019

Hallan pruebas de la relación de Boudou con Vandenbroele

El vicepresidente negó hasta ahora tener vinculaciones con el dueño de la ex Ciccone y señalado como su testaferro. Esta tarde, el juez Rafecas encontró en el allanamiento a un departamento de Boudou documentación que revela que las expensas de agosto de 2011 fueron pagadas por Vandenbroele. También se descubrió que el titular de la ex Ciccone era el contacto con la administradora en temas de esa propiedad.
El vice Amado Boudou negó hasta ahora tener vinculaciones con Alejandro Vandenbroele, el monotributista que aparece señalado como dueño de la ex Ciccone y su presunto testaferro. Sin embargo, la documentación hallada esta tarde en un allanamiento por el juez Rafecas podría desmentirlo: según los elementos encontrados, el director de la ex Ciccone pagó las expensascorrespondientes a agosto de 2011 de un departamento que Boudou posee en Puerto Madero y que se encuentra alquilado a Fabián Carosso Donatiello, un amigo del vice.
La documentación fue hallada durante un operativo realizado por Rafecas en la administradora del edificio de Juana Manso 740, donde Boudou posee un departamento en el piso 25. El vice no reside en esa propiedad: se la alquila a un amigo, Fabián Carosso Donatiello, quien a su vez admitió mantener vinculaciones con Vandenbroele. De acuerdo a los papeles encontrados en ese procedimiento, el titular de la ex Ciccone pagó en una sucursal del Banco Santander Río las expensas del departamento correspondientes a agosto de 2011.
Rafecas dispuso esta tarde dos allanamientos: uno fue efectuado en el departamento propiedad de Boudou en el piso 25 del edificio de Juana Manso 740. Según precisaron fuentes judiciales, ese inmueble se encuentra desocupado desde hace dos meses y sólo se secuestraron tres teléfonos inalámbricos. El otro, que dio paso al hallazgo, se realizó en la compañía que administra el consorcio de esa torre.
El magistrado investiga si Boudou efectuó negociaciones incompatibles con la función pública durante el levantamiento de la quiebra de la imprenta Ciccone, que pasó a ser controlada por el fondo de inversión The Old Fund, dirigido por Alejandro Vandenbroele, quien fue señalado por su ex esposa como testaferro del vicepresidente.
Precisamente, la justicia busca determinar si Boudou utilizó sus influencias en 2010, cuando era ministro de Economía, para favorecer a la imprenta, cuya sede también fue allanada el mes pasado por orden del juez.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *