martes , 11 de diciembre, 2018

Grababus negó tener una deuda y alegó cuestiones administrativas del Ministerio de Finanzas

El titular de la firma, a la que la el Gobierno denunció por evasión de 40 millones de pesos, aseguró que “no debe nada” y acusó a la Provincia de querer desviar las operaciones de grabado de autopartes a otras empresas.

El titular de Grababus, Jorge Sorensen, negó ayer la denuncia de la Provincia por evasión impositiva por 40 millones de pesos y aseguró que se trata de una maniobra del Ejecutivo para desviar las tareas de grabado de autopartes a otras empresas.

En declaraciones a Cadena 3, el empresario aseguró que “no evadí nada y argumentó que se debe a “una cuestión administrativa dentro del Ministerio de Finanzas”.

En este sentido, explicó que “jamás evadí porque el que cobraba era el Gobierno de Córdoba. Usted iba pagaba, el Gobierno cobraba y después me pagaba a mí“.

“Se me hizo un reclamo por el impuesto de sellos y una diferencia en Ingresos Brutos. A eso contestamos en cada una de las instancias”, afirmó y aclaró que el contrato estaba en pesos y “no se podía calcular cuánto es lo que se iba a gravar”.

Sorensen adelantó que hará las denuncias que corresponde porque está “a derecho” y “siempre dio la cara”. “Soy titular de una empresa, acá nunca hubo testaferro, nunca tuve ningún problema”, afirmó.

Además, el empresario cuestionó que “nadie dice que a través de la firma Grababus, con una inversión millonaria que yo realicé se hicieron todas las mejoras” y “puse 150 personas en un momento en que nadie hacía una inversión en Córdoba y ponía tanta gente a trabajar con un sueldo mejor que la media, por la misma actividad”.

“Este Gobierno es sordo porque no escuchó que 20 veces le dije que el CESVI dijo que es una medida que brinda una herramienta fundamental para las fuerzas de seguridad para evitar el robo y la aniquilación de desarmaderos clandestinos. El Registro de la Propiedad Automotor dijo que adhiere al grabado de autopartes en todo el país, las compañías de seguro dijeron que es obligatorio y otras provincias también lo incorporaron”, destacó.

Según la denuncia de la Provincia, Grababus debe 21.213.375 de pesos en concepto de Impuesto de Sellos adeuda durante los períodos 2015 y 2016; 9.692.703 de pesos por incumplir con el Impuesto a los Ingresos Brutos entre 2014 y 2017; y 12.143.635 de pesos por una deuda a la Cámara de Autopartes de Vehículos, Automotores y Motovehículos respecto a Ingresos Brutos  durante los períodos 2015/2017.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *