miércoles , 21 de agosto, 2019

Gobierno le dio a Cirigliano 192 millones para trenes

El accidente de trenes en Castelar conduce otra vez al mismo grupo empresario responsable de la tragedia de Once. Claudio Cirigliano es dueño de los talleres Emprendimientos Ferroviarios S.A., donde se reparó el Chapa 01, que el jueves embistió a otro tren y provocó tres muertes y más de 300 heridos.
A Cirigliano se le adjudicó la reparación de 11 formaciones. Cada una tiene entre siete y nueve vagones. Tomando ese dato, Emfer reparó en los últimos meses trenes a un valor de 192,5 millones de pesos en promedio, incluido el Chapa 01. Así lo confirman fuentes oficiales y el Grupo Cirigliano. Los abogados de Emfer pusieron a la empresa a disposición de la Justicia.
El Gobierno contrató a los talleres de Cirigliano y de otros tres empresarios para la reparación de las formaciones del Sarmiento, Mitre y Roca, mientras aguardan la llegada de nuevos coches chinos. Sostiene que no tiene muchas opciones donde reparar los trenes usados.
Por reparación, el Estado paga entre un millón y cuatro millones de pesos por cada coche o vagón. Los valores varían de acuerdo al estado de la formación. De acuerdo a esos números, EMFER cobró 20 millones de pesos promedio por la última reparación del tren que chocó, que incluyó 8 vagones, según el documento al que accedió este diario. Para Cirigliano, empresario ferroviario favorito de los K hasta la tragedia de Once, el negocio fue redondo. Cobró por reparar los trenes que dejó a la deriva mientras era titular del concesionario del Sarmiento. “Esa formación (la involucrada en el accidente) la rechazamos varias veces, fue al taller, donde fue reparada. Pero cuando el tren choca, el único coche que no frena fue el del conductor, mientras que los otros siete sí, frenaron todos”, aseguró ayer Omar Maturano, secretario general de La Fraternidad, gremio de los maquinistas.
Según el certificado de un ingeniero del Consejo Profesional de Ingeniería Mecánica y Eléctrica, se aprobó el 11 de marzo que el Chapa 01 volviera a circular “habiéndose cumplido las pruebas, verificaciones y ensayos correspondientes a lo dispuesto en la reparación general realizada por Unidad de Gestión Operativa Mitre Sarmiento S.A.”, consta en el documento. El tren que chocó el jueves terminó de ser reparado en los talleres el 22 de febrero, el día del aniversario de la tragedia de Once. Pero el documento también refleja responsabilidad de otros grupos económicos: los actuales explotadores del Sarmiento, Roggio y Romero. El tren quedó habilitado para funcionar por 200 mil kilómetros, “dos años desde su reparación o hasta que se produzca el retiro de servicio por accidente grave”. Los frenos nuevos costaron 189 mil pesos cada uno. Cada vagón lleva sus propios frenos. PERFIL supo de fuentes oficiales que en Emfer “se le cambiaron los frenos en varios vagones”, pero no en todos. Los trabajadores aseguran que fue a todos (ver página 42). En la empresa de Cirigliano aseguraron que los frenos fueron comprados a una empresa brasilera “a instancias de Ugoms”, actual explotador.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *