viernes , 15 de noviembre, 2019

Gobernadores resignarán $51.800 millones por las medidas de Macri

Se trata de fondos que corresponden a las provincias en concepto de coparticipación y de asignación específica. Los gobernadores reprochan que es una decisión “unilateral” de la Casa Rosada y no fueron consultados.

El paquete de medidas lanzado por Mauricio Macri para enfrentar el la derrota electoral y el impacto en la suba del dólar implicará la resignación por parte de las provincias <de unos $51.800 millones en lo que queda del año en remesas de coparticipación y de asignación específica.

Fuentes gubernamentales afirman que los gobernadores manifestaron su malestar debido a que se trató de una decisión “unilateral” de la Casa Rosada para la cual no fueron consultados.

Por eso la semana que viene este delicado escenario sería analizado en una cumbre que diseñan ministros de Economía de las provincias, que planean elevar un planteo conjunto a dos funcionarios clave de Macri: Nicolás Dujovne (Economía) y Rogelio Frigerio (Interior).

Según el Decreto 561/2019, el recorte de coparticipación se justificará de la siguiente manera:

  • por la suba del 20% del piso y la deducción especial del pago del Impuesto a las Ganancias, los gobernadores cederán hasta fin de año unos $ 40 mil millones
  • por la reducción del 50% en los anticipos de los autónomos hasta fin de año, resignarán unos $ 10 mil millones y
  • por la exención del pago del componente impositivo de septiembre para monotributistas, dejarán de percibir unos $ 1.800 millones.

El impacto es directo, ya que el 100% del Impuesto a las Ganancias se coparticipa, mientras que la distribución en el rubro del monotributo es de 30% a las provincias y 70% a la ANSES.

Pero la resignación de recursos en esas remesas será mayor, de la mano de la confirmación ayer por parte de la Casa Rosada de la eliminación del IVA en alimentos esenciales de la canasta básica, que también se coparticipa, hasta fin de año. Ayer el ministro de Producción y Trabajo nacional, Dante Sica, confirmó que la decisión tendrá un costo fiscal de $ 10 mil millones.

El IVA se coparticipa a las provincias en un 89%, mientras que el 11% va a la Seguridad Social.

El retroceso que sufrirá la coparticipación, en plena campaña hacia los comicios nacionales del 27 de octubre y hacia un ramillete de seis elecciones provinciales, viene a agravar un escenario marcado por la desaceleración de los envíos automáticos nacionales y de las recaudaciones provinciales, respecto de la inflación.

(Fuente: Ámbito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *