jueves , 22 de agosto, 2019

Fuertes críticas al Poder Judicial en el Día de la Memoria

Una multitud marchó en Córdoba en el Día Nacional de la Memoria. En Buenos Aires, las organizaciones de derechos humanos acusaron a la Justicia de actuar de manera corporativa. La Presidenta afirmó que lo ocurrido en la dictadura “no fue casual”.

Ayer se conmemoró con masivas marchas el Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia en todas las provincias del país, las cuales coincidieron en reclamar principalmente la democratización del Poder Judicial y celeridad en las causas por delitos de lesa humanidad.

En la provincia de Córdoba la manifestación para conmemorar el 37° aniversario del golpe de Estado de 1976 se realizó bajo la consigna “30 mil flores renacen en cada lucha” y se estima que en el acto central hubo desde el escenario, ubicado en avenida Hipólito Yrigoyen y San Luis, unas “entre seis y siete cuadras” de personas, mientras que desde la organización contabilizaron cerca de 40 mil personas.

En la lectura del documento oficial se vertieron duras críticas a diversos grupos económicos, empresariales, comunicacionales, religiosos y se habló de “ciertos sectores de la corporación judicial”.

“Todos estos sectores deben ser investigados por la Justicia argentina. Tienen las manos manchadas de sangre, son cómplices y se beneficiaron económica y políticamente con la implementación del aparato represivo”, se leyó en parte del documento.

Durante el acto se reclamó “el fin de la impunidad”, y el “avance de los juicios por la verdad histórica con las máximas penas para todos los responsables de los crímenes de lesa humanidad producidos por el terrorismo de Estado”.

Como la fecha coincidió este año con la realización de la megacausa La Perla (que es, además, el primer juicio que investiga el robo de bebés en la provincia durante la dictadura) los discursos y los cánticos estuvieron destinados también a destacar la importancia del juicio que se ventila en Tribunales Federales y el rol de la Justicia.

La movilización fue organizada por la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos de Córdoba partió de la intersección de calles Colón y Cañada, a partir de las 18 horas. Encabezada por los organismos de DDHH; se dirigió hasta Avenida General Paz, luego por Calle 27 de Abril para finalizar en Avenida Yrigoyen y San Lorenzo (Paseo del Buen Pastor), donde se montó el palco central.

Estuvieron presentes numerosos referentes de instituciones políticas y universitarias alineados con el Gobierno Nacional, como el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; el diputado nacional por Córdoba, Fabián Francioni; la diputada nacional Carmen Nebreda; y la rectora de la UNC, Dra. Carolina Scotto; entre otros.

También estuvieron presentes Viviana Alegre (madre de Facundo Rivera, desaparecido el 19 de febrero de 2012), y vecinos de la localidad de Malvinas Argentinas, quienes reiteraron su reclamo en contra de la instalación de la empresa multinacional Monsanto.

Luego de la lectura del documento, el festival artístico contó con la participación de: Duo Coplanacu, Paola Bernal, Don Genaro, Rimando Entreversos, Manyines, Un día perfecto para el Pez Banana y La pata de la tuerta.

En tanto a nivel nacional, el acto central se realizó en Plaza de Mayo, donde también centraron su discurso en el pedido de democratización del sistema judicial.

Bajo la consigna “Por una Justicia Democrática Basta de Corporación Judicial”, las Abuelas y Madres de Plaza de Mayo encabezaron el acto central minutos después de las 18, en el que leyeron un documento consensuado con la agrupación Hijos, Hermanos y Padres de desaparecidos.

“El tiempo de las corporaciones se terminó. Necesitamos un Poder Judicial que nos represente a todos”, destacó el texto consensuado y leído, entre otros, por la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto.

Además, pidió juzgar a los “grupos económicos que también fueron la dictadura porque no pueden quedar impunes”, reclamó valorar la democracia y exigió el “cese inmediato de la violencia empresarial e institucional que hostiga a los pueblos originarios”.

 

La titular de Abuelas destacó que “en esta década la luchas comenzaron a ser victorias”, tras reivindicar “la lucha inmensa de 30.000 hombres y mujeres para cambiar la historia”, por lo que “podemos decir que no pudieron, no nos han vencido”.

 

Además, resaltó en el documento elaborado junto al resto de los organismos de derechos humanos que “las victorias” de la década fueron la Ley de Género, de Matrimonio Igualitario, el juicio y castigo a los genocidas, la Ley de Medios, la recuperación del empleo, la Asignación Universal por Hijo, la estatización de YPF y la decisión de reclamar de manera pacífica las Malvinas.

 

En ese sentido, expresó que “esta democracia tiene más derechos y por eso vamos a ir por más, porque estamos todos juntos, sintiéndonos orgullosos de la victoria colectiva”.

Previamente, la titular de Abuelas sostuvo que “en Argentina se juzga a genocidas porque se decidió escuchar, no sólo a los sobrevivientes, sino a un pueblo”, y resaltó que “eso pasó hace diez años, cuando un presidente como Néstor Kirchner decidió que la impunidad no iba a ser eterna y que para reconstruir una país había que reconocer la lucha del pueblo”.

 

En ese sentido, expresó que “cuatro años Cristina Fernández de Kirchner reasumió el compromiso y lo sigue profundizando, hay muchas cosas que quedan por hacer y faltan muchas”, aunque “estamos en el camino”.

 

“La justicia empieza a reconocer la participación civil, e insistimos -al igual que hace un año- en que los grupos económicos también fueron la dictadura”, indicó Carlotto, al tiempo que pidió “avanzar” en la investigación por lo hecho por empresas como Mercedes Benz, Fiat, Techint, Macri, La Nación, Clarín, Ledesma o la Sociedad Rural Argentina, entre otras.

 

Luego del acto, organismos de DDHH repudiaron la “actitud patotera” de las organizaciones de izquierda y denunciaron que esas agrupaciones políticas intentaron generar “un clima de tensión” al ingresar en Plaza de Mayo antes que culmine el acto.

Abuelas de Plaza de Mayo, H.I.J.O.S, Familiares de Detenidos, Desaparecidos por Razones Políticas, repudiaron hoy la “actitud patotera” de algunas agrupaciones políticas de izquierda que intentaron ingresar a la Plaza de Mayo con actitudes provocadores para “desnaturalizar” el multitudinario acto de las entidades de derechos humanos, en rechazo a la dictadura cívico-militar.

Por su parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner rememoró ayer la fecha por la red social Twitter, a través de la cual señaló que lo que pasó en la dictadura “no fue por casualidad”.

En unos 20 mensajes, publicó: “Entendamos que esta es una fecha de la democracia, que tanto costó recuperar y debemos asegurar: lo que pasó no fue por casualidad”.

“Cuando se atenta contra la democracia, se atenta contra la forma de vida en que queremos vivir todos los argentinos”, añadió.

Además, indicó que se trataba de “un recuerdo que no es patrimonio de ningún sector político de la Argentina”.

“24 de marzo, un aniversario que no quisiéramos tener los argentinos, pero que tenemos la obligación de recordar”, dijo.

Fernández sostuvo: “El objetivo del golpe no sólo era un país sin industrias, un país donde manejara solamente el capital financiero”.

“Era además instalar en cada uno de los argentinos que no valía la pena ocuparse del otro, porque si te ocupabas del otro te podía pasar algo”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *