viernes , 14 de diciembre, 2018

Frencia rechazó la declaración de la Legislatura en rechazo a la movilización contra Monsanto

Todos los bloques de la legislatura, menos el FIT, acompañaron una iniciativa del Frente Cívico para condenar la manifestación que estudiantes realizaron el martes para exigir la derogación del convenio firmado entre Agronomía y Monsanto.

La legisladora del Frente de Izquierda y de los Trabajadores, Cintia Frencia, rechazó ayer el proyecto de declaración Nº 15492, impulsado por el bloque del Frente Cívico, al cual se plegaron el resto de los bloques, que condena la movilización estudiantil que el martes pasado se manifestó en el Consejo Superior para exigir la derogación del convenio firmado entre la Facultad de Agronomía y Monsanto.

Al respecto, la parlamentaria argumentó su rechazo a la iniciativa al asegurar que “no estamos frente a ‘hechos de violencia’” como dice el proyecto, sino que “se trata una movilización del estudiantado y la juventud de Córdoba contra las maniobras del Rectorado de la UNC que encabeza Francisco Tamarit, que intenta sostener un acuerdo con Monsanto, y es justamente esta movilización que pone en jaque la política oficial, la que hoy se intenta atacar”.

En este sentido, Frencia aseguró que “esta resolución constituye un nuevo respaldo por parte de esta Cámara a favor de Monsanto, y significa un ataque en regla contra la juventud, los estudiantes y vecinos de Córdoba que de manera implacable resisten la instalación de la planta contaminante desde hace más de dos años”.

“Esta Legislatura que hoy se apresura a aprobar una condena a la movilización contra Monsanto, no aparece con la misma premura y preocupación cuando se trata de condenar el genocidio silencioso que están viviendo los cordobeses en el interior provincial, generado justamente por el uso de agroquímicos producidos y comercializados por multinacionales como Monsanto”, reprochó.

Por este motivo, durante su alocución, la legisladora anticipó que presentará un proyecto de declaración condenando el uso de agroquímicos en el interior provincial por sus consecuencias nocivas para la salud de la población, y “espero que sea tomada con la misma vehemencia con la que hoy se condena la lucha contra los agroquímicos”.

“La declaración que hoy se aprueba en la Legislatura no es más que un lobby a favor de Monsanto y es un pronunciamiento político contra la movilización popular”, dijo.

Por otra parte, se refirió al Decano de la Facultad de Agronomía quien firmó “un convenio con esta multinacional a espaldas del conjunto de la comunidad educativa y de los vecinos de Córdoba” lo que consideró “un acto de provocación”.

“A la provocación del decano de la facultad de Agronomía se suman las dilaciones y maniobras orquestadas desde el propio Rectorado y el Consejo Superior de la UNC, los que desde un primer momento intentaron deslindar responsabilidades sobre el consejo directivo de esa facultad y amparar la concreción del convenio entreguista firmado por Conrero”, afirmó Frencia.

Tanto el decano de Agronomía como el rector Tamarit desconocieron los reclamos de los estudiantes y vecinos movilizados, quienes respaldados por numerosos estudios académicos y científicos -que revelan el carácter contaminante de la producción de Monsanto y detallan las consecuencias de las fumigaciones, de los alimentos genéticamente modificados y del uso de agrotóxicos-, son la expresión popular del rechazo a la contaminación, a la depredación ambiental y al deterioro de la salud que ya padece la población cordobesa, como resultado de la política productiva del gobierno.

El convenio de la UNC con Monsanto favorece los intentos de legitimar a la multinacional para avanzar en su instalación”, advirtió y agregó: “De la mano de Monsanto se busca incursionar en el desarrollo del biocombustible, situación que sin duda agravará las consecuencias que ya hoy padecemos, tales como la extensión de la frontera agraria, el aumento descomunal de las hectáreas fumigadas, la liquidación de los bosques nativos mediante la deforestación y la concentración de las tierras en manos de grandes productores o pools de siembra”.

“La declaración que esta Legislatura hoy vota es a su vez un respaldo a una política de privatización del conocimiento que impulsa el rectorado kirchnerista, cristalizado en el convenio con Monsanto”, dijo la legusladora y cuestionó que el acuerdo “dispone de los recursos materiales y humanos de la facultad para el desarrollo de investigaciones bajo cláusulas de confidencialidad y patentamiento al servicio de Monsanto, es decir, coloca a la facultad como una ‘tercerizada’ de la multinacional, y subordina toda la producción del conocimiento científico y tecnológico a los intereses del pulpo contaminante, contra la población”.

Finalmente, explicó que por todos esos motivos, Frencia rechazó el proyecto “que ampara esta política y ataca la organización y movilización de estudiante, docentes y vecinos de Córdoba”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *