viernes , 15 de noviembre, 2019

Frágil acuerdo impulsa a Yuni en el bloque UCR

El radicalismo pasó para hoy la discusión sobre el nombre del nuevo jefe de bloque. Había sido propuesto el riocuartense Eduardo Yuni, que sería ungido por una nueva alianza donde confluyen sectores del “aguadismo”, del “nicolasismo”, y del intendente de Río Cuarto, Juan Jure. Pero la discusión no cerró del todo y hoy hay promesa de nuevos encuentros. La unidad es para desplazar a los delfines del intendente Ramón Mestre, bajo la premisa de hacer “oposición más dura” al gobernador José Manuel de la Sota, pero no conformaba a todos los aliados no mestristas.

En realidad, dentro del radicalismo local se juegan muchas cosas el año próximo, una de las cuales es ver la manera de incluir a Oscar Aguad como número uno de la lista de diputados nacionales, pese a que la Carta Orgánica del partido, le impide un tercer mandato en el mismo cargo.

Sin embargo, es Aguad el único dirigente que asegurará una buena elección al centenario partido, y su presencia como número uno en las listas será la demostración cabal de que no existe alianza entre Mestre y De la Sota, para lo cual las agrupaciones que lo respaldan no trepidarán en ir a una interna que por el momento no deja de ser sólo una amenaza.

En este sentido, Aguad podría ser candidato a diputado nacional en una rereelección si se acepta la teoría que como una de las veces fue por una alianza, la del año próximo sería la segunda como listra 3 “pura”. Otros piensan que es posible la reforma de la Carta Orgánica, pero esta jugada los expone a la crítica desde el kirchnerismo. ¿Acepta Aguad ir a la re-reelección modificando la Carta Orgánica, pero se opone a una reforma de la Constitución para que Cristina Fernández de Kirchner tenga la posibilidad de ir a un tercer mandato?, será la pregunta obligada desde las bancas K del Congreso.

No hay que olvidar que Aguad es uno de los más críticos a la gestión kirchnerista y a la posibilidad de una rereelección de CFK, por lo que esta maniobra puertas adentro del partido lo dejaría sin uno de sus más importantes argumentos.

El resto es política más doméstica. Esta nueva mayoría (en realidad tiene seis meses contra cinco del intendente) busca ocupar espacios para discutir poder a Mestre dentro de la interna de la UCR (a pesar que son aliados) y colocar tropa propia.

Quedaban afuera el mestrista Luis Brouwer de Koning y el «aguadista» Rodrigo De Loredo, quienes disputaron a mediados de año la presidencia de la bancada.

Y si bien Aguad reposa en la Legislatura sobre De Loredo, Nicolás lo hace con Anselmo Bruno, ambos sectores son astillas del “mestrismo”, no así Yuni quien responde a Jure, o Carlos Felpeto, un libero que irá al Jury de Enjuiciamiento. De allí los teléfonos rotos.

Orlando Arduh, de Ramón Mestre, conservaría la vicepresidencia segunda de la Legislatura, mientras que secundarán a Yuni en el bloque, Bruno y Olga Rista (Esto también se discute). El juego quedaría de este modo repartido en el radicalismo con vistas al año próximo.

En el resto de las bancadas los cargos ya están definido. En Unión por Córdoba seguirá Carlos Alesandri como presidente provisorio, y Carlos Gutiérrez como vicepresidente. Por el Frente Cívico continuará Ricardo Fonseca como vicepresidente 1, Liliana Montero será la nueva jefa de bloque, mientras que Santiago Clavijo sería designado hoy como presidente alterno de bancada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *