viernes , 23 de agosto, 2019

Florencia Kirchner denunció “una feroz campaña de persecución política”

La hija de cristina presentó un escrito ante el juez Ercolini en el marco de la indagatoria en el caso Hotesur. Aclaró que su dinero es de “origen lícito” y cuestionó el tratamiento mediático del caso.

Florencia Kirchner entregó ayer un escrito ante el juez federal Julián Ercolini en el marco de la declaración indagatoria en el llamado caso Hotesur, en el cual se desligó de las acusaciones.

En el escrito, la hija de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner reprochó que “hace ya casi dos años, en nuestro país se ha desatado una feroz campaña de persecución política, mediática y judicial. En este contexto se intenta presentar a la familia Kirchner como si fuera una asociación ilícita o, en términos aún más peyorativos, como una banda criminal”.

Asimismo, criticó el tratamiento mediático del caso y principalmente del operativo del que se difundieron fotos de sus cajas de seguridad. “Se ordenó un operativo en el Banco Galicia que concluyó con la obscena filtración, por parte del Ministerio de Seguridad”, se quejó en referencia a las imágenes del dinero en efectivo que “fueron falsamente presentadas ante la opinión pública como si se tratara de un hallazgo de tenencias cuando, esos depósitos ya habían sido declarados ante todos los organismos de contralor pertinentes y en este mismo Juzgado”.

Al respecto, aclaró que ese dinero es de “origen lícito” y cuestionó que lo hayan mostrado “como si hubieran sido hallados luego de una exhaustiva investigación”.

En otra parte del texto, la joven cuestionó que el procedimiento se inició “a raíz de la presentación de un documento privado obtenido ilegalmente por la Sra. (Margarita) Stolbizer con la connivencia del juez Claudio Bonadío. Los funcionarios, oportunamente denunciados, ni siquiera fueron investigados”.

Además, Florencia pidió al juez su sobreseimiento argumentando que son “falsas” las acusaciones en su contra.

Cabe recordar que en el caso Hotesur se investiga una supuesta maniobra de lavado de dinero proveniente de sobornos de contratistas de obra pública mediante el alquiler de habitaciones del hotel Alto Calafate, administrado por la firma Hotesur, de la familia Kirchner.

Tanto Florencia como Máximo Kirchner fueron acusados por integrar a su patrimonio “dinero obtenido ilícitamente”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *