martes , 17 de septiembre, 2019

Felipe Solá irrumpió en un evento acompañado por sus custodios armados porque le molestaba el ruido

El diputado del Frente Renovador irrumpió con su auto en una pista privada, en la que se realizaba una exhibición de una categoría automovilística, y bajó del vehículo acompañado por sus guardaespaldas armados con Itakas.

El hecho ocurrió esta tarde en la pista privada de Owners Club, en General Rodríguez donde Solá intentó suspender una exhibición para la prensa e invitados del equipo Citroën de WTCC, según informó el portal Autoblog.com.ar.

Según se detalló, el ex gobernador, vecino del circuito, ingresó con su auto en medio de la recta principal y dos de sus custodios armados para protestar por el ruido que provocaba el auto que participará de la carrera que se realiza el fin de semana en Termas de Río Hondo.

De acuerdo al portal, Solá se quejó porque, según él, el circuito está habilitado para autos clásicos y no de competición y se exaltó ante los periodistas a quienes les dijo “yo tengo más bolas que ustedes y por eso hago lo que quiero”.

El portal del diario La Nación agregó, además, que el diputado nacional se quejó porque con el nivel de ruido que había en la muestra sus yeguas no iban a poder dormir y por consecuente no iban a poder “entrar en celo”.

Cuando la reacción de Solá se difundió a través de medios y redes sociales el diputado salió a intentar explicar los sucedido: concedió algunas entrevistas radiales y se descargó a través de su cuenta personal en la red social Twitter.

“Tengo un conflicto con la pista de autos. Nunca debió habilitarse y han llenado de agua barrios vecinos humildes (Bo Esperanza, Moreno)”, escribió.

“No crio caballos, no la vi a Juanita Viale (invitada especial del evento) y mi custodia se quedó al lado del auto sin meterse en nada. Vivo ahí y acumulé rabia. Mis disculpas”, continuó e hizo así referencia a la información que decía que en la muestra estaba la nieta de Mirtha Legrand.

Y acotó: “Tengo custodia desde que salí de la gobernación porque fui amenazado muchas veces. Eche a 3.000 policías por corrupción y eso no es gratis”.

El evento había sido organizado por Citroën Argentina para agasajar a los chicos de la Fundación Baccigalupo y a los pilotos del equipo oficial Citroën: Sébastien Loeb, Yvan Muller y Pechito López.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *