viernes , 19 de julio, 2019

Federación Agraria criticó el “desmanejo” del Gobierno de Córdoba en materia productiva

“El gobierno hizo gala de un absoluto desmanejo respecto de las políticas necesarias a aplicar para preservar el bosque nativo y la producción ganadera en los montes”, aseguraron por medio de un comunicado las filiales Córdoba, Regional Noroeste, Pampa de Olaen, Sierras Grandes, Calchín Oeste, Carrilobo, Hernando, El Tío y Villa del Rosario de la Federación Agraria Argentina (FAA).
La FAA observó que la nueva reglamentación difiere “la posibilidad de un aprovechamiento sustentable del monte” y “en el fondo, es más de lo mismo y sólo sirve para que se siga deteriorando el monte y la ganadería de cría de Córdoba”.
“Este gobierno, que se dice impulsor de la producción y respetuoso del medio ambiente, ha sostenido políticas erráticas demostrando que no sabe qué hacer con el monte cordobés ni con los miles de pequeños productores que subsisten, con rodeos caprinos y bovinos, en dichas zonas”, destacaron desde la FAA.
De acuerdo con la entidad, las consecuencias de las políticas desacertadas “están a la vista: la imposibilidad del manejo del monte ha llevado a que haya menos cobertura forestal, menos ganadería y productores condenados a condiciones indignas de subsistencia”.
Los productores insistieron que, “a las gravísimas consecuencias de la sequía en el noroeste cordobés, que ya lleva cuatro años, este gobierno le agrega una nueva reglamentación, que le pone la lápida a toda posibilidad de recuperar una producción sustentable”.
La semana pasada, ecologistas y ambientalistas cordobeses habían cuestionado al gobierno de De la Sota por haber demorado diez meses la publicación en el Boletín Oficial de un decreto vinculado con la protección de los bosques nativos.
El decreto Nº 1131, fechado el 4 de octubre de 2012, difiere hasta 2015 la aplicación de dos artículos de la Ley de Bosques (Nº 9814), uno de los cuales es el relacionado con la posibilidad de desmontar zonas de máxima o de mediana protección si se generara una infraestructura de riego.
En 2010, la sanción de la Ley 9814 (de Bosques o de Ordenamiento Territorial de los Bosques Nativos) fue precedida por polémicas y manifestaciones de organizaciones sociales y ambientales, que cuestionaban el proyecto porque, según esgrimían, no frenaba el desmonte de los bosques nativos.

(Fuente: Télam)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *