sábado , 21 de septiembre, 2019

Familiares de Nisman reclaman el cobro por vacaciones “no gozadas”

Se trata de más de un millón de pesos por 235 días que se le adeudaría al ex titular de la UFI-AMIA. Sin embargo, el funcionario realizó tours a México, Jamaica, Chile y Europa que difícilmente puedan justificarse como viajes de trabajo.

La familia del ex fiscal Alberto Nisman inició los trámites administrativos para el cobro de 235 días del ex titular de la UFI-AMIA, lo que significaría más de un millón de pesos a la Procuración General de la Nación.

Los parientes del funcionario reclaman este cobro pese a que, según las normas, para la administración pública ese derecho se pierde a los dos años de fallecida la persona.

Según un informe realizado por el diario Tiempo Argentino, Nisman argumentaba que la complejidad de la investigación por el atentado a la AMIA le impedía tomarse vacaciones, por lo que dejaba que se le “acumulasen” los días de licencia que le correspondían, sin embargo, “en el marco de la investigación que lleva adelante la fiscal Viviana Fein por la muerte del ex titular de la UFI-AMIA, aparecen varios tours al exterior que difícilmente puedan justificarse como ‘viajes de trabajo’: México, Jamaica, Chile y, el último, el recorrido por Europa para celebrar los 15 años de su hija mayor”.

Siempre según el informe periodístico, Nisman “cobraba en bolsillo un salario de unos 92 mil pesos mensuales. Un rápido cálculo matemático arroja que la Procuración General de la Nación le adeudaba más de un millón de pesos por vacaciones supuestamente no gozadas”.

“Muerto el fiscal, sus deudos formularon un reclamo formal por el pago de esas licencias vacacionales. También pidieron la liquidación final por el abrupto fin de la relación laboral causada por el deceso. La Procuración debería pagar ese monto”, detalla el matutino.

Asimismo, explica que “previo a cada viaje al exterior, Nisman obtenía (porque alguien lo confeccionaba) una suerte de guía turística con lugares a visitar, comidas y bebidas típicas, costumbres y otras cuestiones vinculadas con el esparcimiento” y recuerda que “la modelo publicitaria Florencia Cocucci reconoció que estuvo con Nisman en Cancún, pero dijo que se encontraron allá”.

Finalmente, Tiempo Argentino destaca que Nisman “para un viaje a Chile, pidió a la Procuración que se le habilitara un teléfono Nextel con conexión internacional porque debía mantenerse en comunicación permanente con la UFI-AMIA para no desatender la investigación”, aunque Diego Lagomarsino, que lo acompañó en el viaje, declaró que “el objetivo de Nisman fue comprar un traje”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *