martes , 10 de diciembre, 2019

Falló el registro de las huellas dactilares de Cristina en Comodoro Py y repitió el trámite en Río Gallegos

La ex presidenta grabó video en el que reveló que Bonadio ahora sí la autorizó a realizar el trámite judicial en la ciudad santacruceña, pedido que antes le había rechazado, y denunció “una persecución feroz”. “Ni eso si quiera hacen bien”, se quejó.

La expresidente Cristina de Kirchner publicó ayer un video en el que muestra como repite en Río Gallegos el registro de sus huellas dactilares que el juez federal Claudio Bonadío le había ordenado realizar en los tribunales de Comodoro Py, donde se realizó mal.

La ex mandataria se queja porque le autorizan a realizar el trámite en el Registro de Reincidencia de Río Gallegos, Santa Cruz, pese a que antes el magistrado le había rechazado esa posibilidad obligándola a viajar a Buenos Aires para realizarlo, donde no fue hecho correctamente. “Ni eso si quiera hacen bien. Ahora me notifican que puedo hacerlo con un certificado de reincidencia a cinco cuadras de mi casa”, protestó.

En la grabación, Cristina muestra como acude al Registro de Reincidencia y destacó que allí fue “todo rápido. No era necesario pintarse los dedos. Es la tecnología que incorporamos”.

Seguro, rápido y cómodo. Todo esto es parte de la pesada herencia de nuestro gobierno. Fue inaugurada a fines del año 2014″, recordó.

Respecto a la decisión de Bonadio de exigir que el trámite se realice en Buenos Aires, la ex presidente aseguró que “lo hizo por varias razones”.

“En primer lugar, para lograr la foto de ingreso a Tribunales, iguales que cuando me hizo viajar para notificarme”, afirma y agrega: “Porque es un Gobierno de fotos, de fotos de colectivos falsos, de fotos timbreos que no existen o que están acordados

De esta manera, la expresidenta también denunció “una persecución feroz” que, asegura, es para “tapar todo lo que está pasando“.

“Para que el 7 veas en la tapa del diario a Máximo y Florencia en Tribunales. Si no sacan a mis hijos y a mí en las tapas de Clarín tienen que sacar la desocupación, la falta de trabajo, las oficinas que cierran”, alertó.

Finalmente, la exmandataria se refirió a la filtración de las escuchas telefónicas entre ella y el exjefe de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Oscar Parrilli, al denunciar que se trata de “un tramado mediático judicial de servicios de inteligencia puestos al servicio de tapar la realidad, perseguir y hacer control social”.

“No es nuevo, lo conocimos con Macri en la Ciudad donde armó un sistema para escuchar gente y fue detectado, lo sobreseyeron a él al otro día pero el sistema está probado y muchos ex funcionarios están siendo sometidos y eventualmente a juicio oral”, añadió.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *