miércoles , 18 de septiembre, 2019

Fallo 2×1: Casación revocó el sobreseimiento del represor Muiña

Se trata del represor beneficiado con el polémico fallo 2×1 de la Corte Suprema. El tribunal dejó sin efecto la medida y ordenó que el represor siga siendo juzgado en un juicio por crímenes de lesa humanidad.

La Cámara Federal de Casación Penal dejó sin efecto el sobreseimiento de Luis Muiña, un represor civil acusado por homicidios agravados cometidos en el Hospital Posadas en el marco de la ocupación militar de ese establecimiento durante la última dictadura cívico militar.

Los jueces de la Sala IV del máximo tribunal penal del país –Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani– revocaron el sobreseimiento por unanimidad, y ordenaron que Muiña prosiga su juicio ante el Tribunal Oral Federal 2 de la Capital Federal, donde se lo juzga por delitos de lesa humanidad.

En este juicio Muiña está acusado de haber participado en los homicidios agravados del médico del Hospital Posadas Jorge Mario Roitman –quien permanece desaparecido– y de Jacobo Chester, ex empleado del Departamento de Estadísticas y Registros del mismo nosocomio.

Como ex integrante del autodenominado “Grupo SWAT”, Muiña había sido condenado en un juicio anterior por la privación ilegal de la libertad y la imposición de torturas a múltiples víctimas, incluyendo a Roitman y Chester.

“En el voto del juez Hornos –quien lideró el acuerdo, y a cuyas conclusiones adhirieron los demás integrantes de la Sala–, el magistrado enfatizó que el ne bis in ídem alcanza a los juicios por graves crímenes contra la humanidad, que deben llevarse adelante con todas las garantías de la Constitución y los Tratados Internacionales de Derechos Humanos. Ello no obstante, entendió también que en el caso no se encuentra acreditada la afectación a ese principio porque las conductas por las que acusa a Muiña en esta oportunidad resultan –por el momento, y de acuerdo a la manera en que fueron descriptas por la fiscalía y las querellas– distintas y escindibles de las torturas y las privaciones de la libertad por las que ya fue juzgado”, indica un comunicado del CIJ.

El polémico fallo 2×1 provocó el rechazo de la sociedad argentina, que el 10 de mayo salió a la calle a manifestarse contra la decisión de los jueces del tribunal supremo de Justicia del país. La decisión de la Corte también derivó en la sanción de una ley por parte del Congreso de la Nación que rechazó la aplicación del cómputo 2×1 para casos de represores condenados por delitos de lesa humanidad.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *