jueves , 14 de noviembre, 2019

Facundo Moyano salió a defender a su padre y criticó a la Presidenta

Facundo Moyano, diputado nacional del Frente para la Victoria (FpV) e hijo del jefe de la CGT, Hugo Moyano, criticó hoy a la presidenta Cristina Fernández por el nuevo cuestionamiento a su padre y la calificó como “intolerante”, al considerar que “achica cada vez más el margen democrático” al “no aceptar el disenso”.
El legislador reclamó a la primera mandataria que frene su “discurso casi antisindical” y la responsabilizó por el “enfrentamiento” con el también líder del Sindicato de Camioneros a raíz la “pirotecnia discursiva” con la que “se aleja cada vez más de la realidad”.
No obstante, admitió que volvería a votar a la presidenta si existiera la posibilidad constitucional, pero advirtió que lo haría porque no ve “una alternativa superadora hoy”, lo que “no quiere decir que, mañana, aparezca o que se pueda construir”.
“Son discursos que tienen que ver con una práctica bastante intolerante”, fustigó hoy Moyano al analizar el acto de ayer de la jefa de Estado y del intendente de José C. Paz, el kirchnerista Mario Ishii.
La presidenta, al dirigirse ayer a Ishii, dijo: “Mario querido, no te preocupes por los saboteadores, siempre va a haber saboteadores de los procesos nacionales y populares democráticos. Lo que nunca van a poder sabotear es la historia, que más temprano que tarde termina haciendo justicia”.
Pocos minutos antes, Ishii había criticado con dureza a quienes definió como “atorrantes” de la CGT que se “cruzaron a la vereda de enfrente, donde, hoy, los pintan de rubios y ojos celestes; entregaron las armas, la moral, la divinidad a los medios o al multimedio que hoy los manda”.
“Hay una particularidad en un sector del kirchnerismo de no aceptar el disenso, un margen de planteo que marque una diferencia con cuestiones que se tienen que entender, como las protestas gremiales”, replicó hoy Moyano, jefe de la Juventud Sindical (JS) y del Sindicato Unico de Trabajadores de los Peajes y Afines (SUTPA).
El hijo del líder de la Confederación General del Trabajo (CGT) consideró que “la presidenta ha venido manteniendo un discurso hasta casi antisindical”.

“No solamente por las últimas intervenciones o lo que vimos cuando el conflicto de la CGT se puso de manifiesto sino desde mucho antes, desde aquel recordado acto, justamente, en José C. Paz, donde hizo referencia (de manera crítica) a los gremios de Aerolíneas Argentinas”, recordó. Y agregó: “Sabemos que la conflictividad gremial es algo que molesta, que genera inclusive hasta perjuicios a la sociedad, pero también se tiene que entender en un marco de democracia y en un marco de respeto a las instituciones. Una huelga es un derecho amparado por la Constitución (Nacional)”.
“Llegó un punto, desde el Gobierno… Yo estuve en una reunión en la Casa Rosada, donde la presidenta hizo referencia a los sindicalistas, los trató de corruptos; no con esas palabras, pero dijo que los sindicalistas compraban dólares y que, cuando las cosas estaban difíciles, los sindicalistas iban a sus respectivas casas, que siempre eran lindas”, rememoró. El jefe sindical consideró que “esa pirotecnia discursiva llevó a este enfrentamiento (con el líder del Sindicato de Camioneros) y la responsabilidad de que el conflicto con la CGT haya llegado a este punto es pura y exclusiva de la presidenta”.”No aceptó nunca una disidencia, cada vez se achica más el margen democrático”, fustigó.
Al ser consultado por la radio de FM Vorterix sobre si volvería a votar a la presidenta si existiera la posibilidad constitucional, respondió: “Sí, pero porque, hoy, no encuentro una alternativa superadora”.
“Hoy, no la encuentro, pero eso no quiere decir que, mañana, aparezca, que se pueda construir o que la podamos construir”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *