sábado , 19 de octubre, 2019

Ex secretaria de Kirchner involucró a Ricardo Jaime

El entonces secretario de Transporte Ricardo Jaime fue el único funcionario que, según la ex secretaria de Néstor Kirchner, ingresó al despacho del entonces presidente portando maletín o un portafolio.
Así se desprende de un tramo de la declaración testimonial que brindó el pasado viernes Quiroga ante el juez Luis Rodríguez, cuando debió responder si vio a algún otro funcionario, además el entonces secretario Daniel Muñoz, con bolsos en la mano.
Quiroga contó que vio ingresar al despacho presidencial a Jaime -quien actualmente afronta gran cantidad de causas por hechos de corrupción- al menos en una ocasión, “más bien tarde”. No obstante, aseguró desconocer si dentro de los mismos llevaba dinero.
Ante esa situación, el juez federal Marcelo Martínez de Giorgi envió a su par Rodríguez una causa por conexidad, en donde el secretario general de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), Ricardo Cirielli, acusó que Jaime llevaba varias noches bolsos con dinero a la casa Rosada.
Quiroga relató que en una fecha que no puede precisar, pero cree que antes de 2005, Muñoz entró al salón presidencial con un bolso. El entonces secretario le dijo “mira, agárralo”, y añadió: “¿Querés ver cuánto pesa?”. Según dijo, ella lo agarró, y Muñoz le aclaró: “Acá hay mucha plata, son verdes”.
De acuerdo con la declaración que dio en el juzgado, ella en broma le expresó “bueno, dame algunos que me hacen falta”, a lo que Muñoz le respondió: “No, porque están muy bien contados por el jefe”, en referencia a Néstor Kirchner.
Quiroga aseguró que ello ocurrió sólo en una ocasión, pero que tras su aparición en el programa Periodismo Para Todos (PPT), la llamó un tal Pablo, un ex custodio de Néstor Kirchner (de quien dijo no recordar su apellido, pese a que fue su pareja durante tres años) y le dijo que era común ese tipo de situaciones, de bolsos con dinero que eran trasladados hacia el Sur, más precisamente a Santa Cruz.
Sobre cómo llegó a dar el reportaje, Quiroga reconoció que lo hizo “porque ya estaba instalada la idea de publicar un libro” y aprovechó ese momento.
Por otra parte, Quiroga dio detalles sobre el pasado laboral de Muñoz, uno de los imputados en esta causa junto con el gobernador de Santa Cruz, Daniel Peralta, por lavado de dinero. Dijo que fue vendedor de la firma Peugeot, que luego trabajó en la Cámara de Diputados de Santa Cruz, y desempeñó funciones como ceremonial en la Gobernación que ocupó en su momento Néstor Kirchner.
Tanto el fiscal Ramiro González como el juez Luis Rodríguez le pidieron que recuerde si con el pasar de los años Muñoz evidenció una notable aumento del patrimonio. Quiroga sólo dijo que sabía que había comprado una casa en el barrio de Saavedra, la cual ella no conoce.
Sí dijo que Muñoz era la “sombra” de Néstor Kirchner, y que este último hacia aquel tuvo situaciones de “maltrato, tal vez algún golpe”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *