lunes , 17 de diciembre, 2018

Está en estado crítico el nene que aspiró purpurina en una fiesta

El Centro Provincial de Salud Infantil de Santiago del Estero (Cepsi) señaló que el chico de siete años no presenta hasta el momento, “respuesta alguna y el deterioro es progresivo”. El nene padece una severa insuficiencia respiratoria.

En un breve informe, elaborado por los médicos que asisten a Mauro López Banegas, en una unidad de terapia intensiva, se explicó que al momento de la internación, el niño “presentaba un cuadro clínico con severa insuficiencia respiratoria, aparentemente secundaria, a la aspiración accidental de un producto denominado purpurina”.

“Este producto, de uso habitual en las tareas manuales, contiene metales pesados, como el plomo y el cobre, elementos altamente tóxicos cuando son inhalados ya que producen un bloqueo en el intercambio del oxígeno y el anhídrido carbónico, bajando los niveles del oxígeno y produciendo de ese modo una hipoxemia severa que es la causante de la gravedad extrema del paciente”, precisaron los médicos.

Según el relato de la mamá, el niño colocó la purpurina en un silbato, sopló e inmediatamente inhaló profundamente la sustancia, mientras jugaba con un grupo de amigos en su casa del barrio Sarmiento, ubicado en la capital provincial,

“Los médicos me dijeron que su estado de salud es crítico, igual al de ayer, que no mejoró, por lo que le pido a toda la gente que rece y haga una cadena de oración por mi hijo”, dijo a Télam la madre, Berta Banegas.

Según Banegas, “hace más de dos años que su hijo tenía guardada una bolsita de purpurina, que solía utilizar para dibujos y adornos en la época a la que concurría al jardín de infantes”.

La toxicóloga del Hospital Santojanni, Mónica Nápoli, explicó que “la purpurina es tóxica si se la utiliza incorrectamente, como

ocurre con la mayor parte de las sustancias”.

Por ese motivo, recomendó que “haya siempre un adulto responsable cuando los niños manipulan sustancias” y precisó que los casos por intoxicación con purpurina son escasos y aislados.

La médica informó que una nena de dos años falleció por aspirar involuntariamente la sustancia; mientras que una preadolescente sufrió secuelas por el mismo motivo, entre los pocos casos registrados de este tipo.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *