lunes , 10 de diciembre, 2018

Epec denunció ingreso de combustible adulterado a la Central de Pilar

Daniel Segura, miembro del directorio de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba, aclaró ayer que no se trata de un robo de combustible, y que el hecho no le genera perjuicio económico a la Provincia.

A partir de una denuncia realizada por la EPEC, en el mes de julio del año 2013, la Justicia provincial se encuentra investigando un posible caso de adulteración del gasoil que ingresaba a la Central del Bicentenario y que era utilizado para su funcionamiento.

Posteriormente, en el mes de diciembre pasado, la Empresa detectó una adulteración de similares características en el tanque de fuel oil, por lo que se procedió a hacer también la denuncia correspondiente, presumiendo una posible vinculación entre los dos hechos, y atribuibles probablemente a los mismos responsables, a pesar de haber sido descubiertos en tiempos diferentes.

Daniel Segura, vocal del directorio de la empresa de energía provincial, aclaró ayer que “no se trata de un robo de combustible, sino de una posible adulteración del mismo, que es provisto por la Nación a través de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (CAMMESA), y transportado por una empresa subcontratista de ellos”. 

Segura enfatizó que el hecho “no genera perjuicio económico a la Provincia”. En este sentido, cabe señalar que la EPEC no compra el combustible, sino que, por convenio, la Secretaría de Energía de la Nación, a través de CAMMESA es quien lo suministra a la Empresa Provincial en concepto de subsidio a la generación, al igual que a todas las centrales térmicas del país.

Como consecuencia de la irregularidad detectada, el combustible que se entregó es de menor calidad al convenido. De esta manera, el que resulta perjudicado, a través de un hecho delictivo, es el Estado Nacional. 

Segura remarcó que la Central del Bicentenario no tuvo desperfectos graves ocasionados por el uso de ese combustible. Y el hecho no guarda relación alguna con salida de funcionamiento que tuvo la Central el año pasado. Y aclaró: “Aquél hecho fue estudiado de todas las formas, y se determinó que fue un caso fortuito consecuencia de lo cual el asegurador nacional y el re-asegurador internacional ya han comenzado a desembolsar los pagos correspondientes. Además, en el momento en que se produjo el desperfecto, la Central Bicentenario funcionaba con gas y no con combustibles liquidos”, finalizó.

(Fuente: Prensa del Gobierno de la Provincia)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *