jueves , 14 de noviembre, 2019

Encuentro de Organizaciones le exige a De la Sota tierra y vivienda y que termine la represión

En un comunicado dado a conocer el viernes, el Encuentro de Organizaciones hizo un pedido por tierras y viviendas al Gobernador de la Provincia. Asimismo, le solicitó a Sergio Lorenzatti que retire la denuncia realizada contra el Encuentro de Organizaciones y sus abogados y sea suspendida la investigación en torno a la misma.
En un parte del texto enfatizan:
Que sean sobreseídos los imputados relacionados a la causa de Cuesta Blanca y de la Cooperativa Solares de Icho Cruz. Que se permita el paso de materiales de construcción y la libre circulación de los poseedores de Cuesta Blanca, Piedra Blanca, Villa La Maternidad y todos los territorios en conflicto y que se garanticen las mejoras necesarias para habitar una vivienda digna.
Que cese el hostigamiento político, judicial y represivo a los vecinos, poseedores, y organizaciones sociales.
Que se lleve adelante una política de tierra y vivienda consensuada con los actores organizados y los sectores necesitados en general, y que dicha política no resulte en mayor exclusión y despojo a través de la construcción de barrios-ciudades aislados y cercados, ni en la quita de terrenos para destinarlos a la especulación inmobiliaria”.
Más adelante señalan: “En la provincia de Córdoba la lucha por la educación, la cultura, la salud y el trabajo dignos; las luchas de géneros y de las trabajadoras sexuales; las luchas por los derechos humanos, los derechos socio-ambientales y los derechos de la niñez, entre tantos otros, son cada una un frente en el que las personas y las organizaciones peleamos y construimos alternativas para el buen vivir de nuestros pueblos. Hoy la tierra y la vivienda nos unen como reclamos legítimos: por el derecho de nuestras familias, niños, jóvenes y ancianos a tener un lugar adecuado, sano, propio y digno donde vivir. En las últimas semanas, el Gobierno de la Provincia de Córdoba y su Ministerio de Desarrollo Social han dado un paso más allá en su enfrentamiento directo con el pueblo: A las personas que luchan por su derecho a la tierra y a la vivienda les responden con desalojos, represión y cárcel. A las organizaciones sociales y populares que forman parte de esas luchas las amenazan, persiguen y criminalizan. A los abogados que nos defienden y acompañan los persiguen y los acusan de un delito: ser profesionales que trabajan con el pueblo.
A la sociedad en general nos mienten abiertamente: dicen que somos delincuentes porque somos personas y militantes con necesidades y una voluntad libre y dignificante de lucha; dicen que a ellos les importa el problema de la vivienda cuando no han tenido políticas por toda una década y, cuando las tuvieron, enviaron a nuestros vecinos y compañeros a los barrios-ciudades; dicen que el Ministerio de Desarrollo Social trabaja por los más necesitados cuando nos niegan lo que a todos nos pertenece: recursos públicos que manejan discrecionalmente, según les convenga, para alimentar sus redes de poder. Ante la falta de políticas públicas reales e integrales para nuestro pueblo; ante la falta de acceso a la tierra y a la vivienda; ante la persecución, represión y criminalización de las organizaciones sociales y populares; ante los atropellos del poder político y las irregularidades del poder judicial; ante la persecución y criminalización de los abogados; ante los oídos sordos del gobierno por los reclamos legítimos de nuestros derechos y ante su mano dura a la protesta, la lucha y la organización”.

(Fotografía: Gentileza de Facundo Moya)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *