lunes , 18 de noviembre, 2019

En un duro editorial, el Wall Street Journal calificó de “robo” la expropiación de YPF

El diario estadounidense, en su versión en castellano, propuso que la Argentina sea expulsada del G-20. Y tras calificar de “matona” a Cristina Kirchner, aseguró que la jefa de Estado “no es de las que reconocen el valor de un Tribunal”.
El anuncio del envío del proyecto para expropiar YPF sigue generando repercusiones. Hoy, EE.UU. endureció su postura y aseguró que “está muy preocupado” por la decisión del Gobierno argentino. Mucho más fuerte fue la editorial del “Wall Street Journal”, el diario económico más influyente del mundo, que sostiene que es un “robo” la nacionalización de la compañía, califica de “matona” a Cristina y dice que impulsa la ley “para salvar su presidencia”; e insta a que “los países civilizados del mundo expulsen a Argentina del G-20”.
La nota, titulada “El modelo argentino“, advierte que “todo el mundo civilizado está calificando de ‘robo'” la expropiación de YPF y que “sólo Hugo Chávez aplaudió” tras el anuncio. “La decisión tampoco tiene sentido para Argentina, dada la necesidad que tiene de obtener capital extranjero para explotar lo que se cree que son vastas reservas de crudo y gas. El nivel de riesgo político del país se ha disparado a niveles similares a los de Caracas“, asegura.
“Pero si la historia nos sirve de guía, a Kirchner no le importa. Ella está tratando de salvar su presidencia en momentos en que el modelo económico que heredó de su esposo, el difunto presidente Néstor Kirchner, se le está acabando el impulso”, agrega.
La editorial, además, advierte que “el colapso (de la economía argentina) parece inevitable” ya que “se está desacelarando y que las reservas internacionales se están acabando”. Y explica: “Al robar a Repsol, Kirchner está apelando a los sentimientos nacionalistas a la vez que obtiene el control político de las reservas de crudo y una potencial máquina de patronaje. Pero esto también alienta una mayor fuga de capitales, la cual no ha podido ser frenada con rígidos controles o con perros entrenados en los barcos que cruzan el Rio de la Plata hacia Uruguay. Después de generaciones de peronismo, el pueblo argentino sabe cómo esconder su efectivo en el extranjero”.
Por último, el Wall Street Journal indica que Cristina “no es alguien que reconozca las cortes internacionales”, por lo que la lucha que emprende Repsol no sería un mensaje que la intimidaría. Y propone: “La mejor forma de enviar un mensaje a Buenos Aires sería que los países civilizados del mundo expulsen a Argentina del G-20. Cuando su presidenta quiera comportarse como una verdadera jefe de estado y no como una matona, el país puede ser invitado de nuevo al club de países serios”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *