miércoles , 20 de junio, 2018

En el Tedeum y ante Macri, Poli se manifestó en contra del aborto

Durante la celebración por un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, a la que asistió el presidente y parte de su Gabinete, el cardenal Mario Poli arremetió contra la legalización del aborto.

El presidente Mauricio Macri asistió ayer al tradicional Tedeum en la Catedral de Buenos Aires, al cumplirse un nuevo aniversario de la Revolución de Mayo, encabezado por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli, quien en contra de la despenalización del aborto.

El jefe de Estado concurrió a las 10 a la Catedral, acompañado por su esposa Juliana Awada; la vicepresidenta Gabriela Michetti; el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo; el titular de la Cámara de Diputados, Emilio Monzó; y el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti. También participan del Tedeum integrantes del gabinete nacional.

La ceremonia fue presidida por el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli, quien apenas iniciada la celebración se manifestó en contra de la despenalización del aborto, cuyo debate se lleva a cabo desde el 10 de abril en el Congreso.

“El primer deber de un Estado es cuidar la vida de sus habitantes, especialmente de los más pobres y débiles. La defensa del inocente que no ha nacido debe ser clara, firme y apasionada, porque allí esta en juego la dignidad de la vida humana, siempre sagrada. Que vivan los dos. Para Dios no hay excluidos”, agregó el cardenal, en una clara referencia al debate sobre la legalización del aborto.

Previo al tedeum, la jornada del presidente comenzó las 9 en Casa de Gobierno, donde compartió un chocolate caliente con invitados y luego caminó desde la explanada de la Casa Rosada hacia la Catedral.

La celebración del Tedeum se realiza todos los 25 de mayo desde el primer gobierno patrio de 1810, en agradecimiento a Dios por el surgimiento del Estado argentino. Es uno de los primeros himnos cristianos.

(Fuente La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *