lunes , 23 de septiembre, 2019

“En el juicio político a Campagnoli hay presiones de gravedad institucional”

Lo dijo María Laura Garrigós de Rébori, presidenta de Justicia Legítima y titular de la Cámara de Casación Penal. La jueza también destacó la trasparencia del proceso: dijo que “los jurados y los acusadores fueron elegidos por sorteo”.

Garrigós de Rébori agregó: “El problema de salud de la jueza María Cristina Martínez Córdoba y las amenazas telefónicas e intimidaciones que recibió el fiscal Adolfo Villate fueron producto de presiones mediáticas. Es un signo del peor desprecio a las instituciones. Lo que resulte o no con Campagnoli no es importante, esto no es un River-Boca. Si permitimos que el Ministerio Público sea ventilado como un kiosco, entonces vamos a perder respeto”.

También dijo que “la suerte del juicio político cambió drásticamente, y es probable que haya que producir nuevamente las pruebas. Y si hay que hacer todo de vuelta, hay que revisar si también no hay que cambiar los jueces”.

La jueza contó que, de acuerdo al nuevo Código Procesal Penal, en los juicios por delitos de lesa humanidad hay un cuarto juez. “Podría recurrirse a esa opción. Pero si este Tribunal se atiene al viejo código, tendrá que disponer que se revisen las pruebas de cero. No es lo recomendable. No se puede dilatar más de diez días esta situación, así que hay que resolverlo pronto”, dijo.

Según Garrigós de Rébori, en la Cámara de Casación Penal se está implementando un nuevo procedimiento. “Para que un juicio comience, bastaría con que estén dos de los tres jueces porque todas las audiencias se graban. La nueva disposición establece que si un juez se enferma o pide licencia, entonces están los audios para que luego pueda escuchar y dar su punto de vista. Es otra opción que consideramos viable. Si los jueces no acuerdan, entonces se realiza toda la audiencia de cero”, explicó.

Por último, mencionó que la defensa de Campagnoli buscará la dilación del juicio.

“Después de este escándalo político, de esta falta de respeto a las instituciones, no podemos seguir como si nada hubiera ocurrido. Hay magistrados que hace una semana no pueden dormir, que están teniendo problemas de salud, y no es habitual que la justicia reciba tanta presión”.

Y agregó: “Hay facciones opositoras al gobierno que presionan con la lógica del ‘cuanto peor, mejor’. Campagnoli es representante de un grupo especial, pero no todos los opositores lo están apoyando. Al contrario, hay quienes proponen el inicio del juicio. Es un juego de medidas políticas, a ver quién tensiona más la cuerda”.

(Fuente: Infojus)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *