viernes , 23 de agosto, 2019

En 2018, el Manuel Belgrano tendrá un año menos y egresarán dos promociones

El colegio preuniversitario implementará un nuevo plan de estudios para adecuarse a la Ley de Educación Nacional. El secundario será de siete años, en lugar de ocho, y habrá un espacio central para la educación sexual.

A partir del año próximo, el colegio preuniversitario Manuel Belgrano tendrá siete años de educación secundaria, en lugar de los ocho que ofrecía hasta ahora.

Los alumnos que concluyan séptimo año en el actual ciclo lectivo cursarán el octavo en 2018: será la última promoción con ocho años. El año próximo también egresará la primera promoción que acredite siete años. De ambos cursos egresarán 488 estudiantes.

Raquel Carranza, vicedirectora académica del Belgrano, explicó que la modificación obedece a una adecuación a la Ley de Educación Nacional, que exige una unidad en el sistema educativo nacional.

La reforma del plan de estudio es amplia y, aseguró la vicedirectora, se está trabajando en este sentido, y desde hace varios años, en un proceso de autoevaluación con los propios docentes de la institución.

El cambio generó distintas reacciones entre los padres, pero el tema que provocó mayor polémica entre algunos padres fue la reducción horaria.

El nuevo plan de estudios del tradicional colegio, que cuenta con 2.008 alumnos, tendrá una carga horaria de 49 horas semanales y estará dividido en tres ciclos.

Un ciclo preparatorio, de un año (que supondrá la adaptación del primario al secundario); un ciclo general, de tres años (de primero a tercer año), y un ciclo orientado, de tres años (de cuarto a sexto).

Habrá tres divisiones con orientación en Ciencias Sociales; tres en Ciencias Naturales, e igual número con orientación en Economía y en Administración.

Carranza explicó que el nuevo plan de estudios sostiene la doble escolaridad, aunque con menos fragmentación. Son 13 asignaturas. Se incorporan espacios optativos y electivos.

Además de los dos idiomas que se dictan hoy (inglés y francés), se podrá elegir portugués. “Los chicos pueden elegir en su orientación espacios para profundizar los campos de conocimiento. Y espacios electivos de una formación general”, apuntó.

Por otra parte, se reforzarán los espacios para brindar educación sexual integral. Más allá de los contenidos transversales, todas las asignaturas deberán abordar el tema con eje en los derechos, en la identidad de género y en la orientación sexual, violencia y problemáticas contemporáneas relativas a la sexualidad y al género.

También habrá talleres como espacios de producción, se mantendrán los talleres de estrategias de estudios y las actividades extracurriculares, al igual que la formación física y artística. “Sostenemos lo que es una fortaleza para la escuela e incorporamos lo que exigen las resoluciones del Consejo Federal tras una evaluación de la propuesta actual, que es de 1999”, subrayó Carranza.

A partir del año próximo se inicia un proceso de transición y, por única vez, habrá dos promociones simultáneas: los alumnos que hoy están en séptimo año terminarán con el plan viejo, y los estudiantes que hoy están en sexto año también concluirán con las adaptaciones del plan nuevo. “Desde la Nación pusieron de plazo este año para presentar el plan, y sobre ese plazo se contemplan todos los pasos de la transición”, remarcó Carranza, quien indicó que el nuevo plan de estudios fue evaluado por una comisión técnica designada por la Secretaría de Asuntos Académicos.

Por otra parte, la vicedirectora indicó que la implementación del nuevo plan de estudio no afectará la fuente laboral del personal; incluso se contemplan más horas.

(Fuente: La Voz)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *