miércoles , 20 de noviembre, 2019

Elementos para tormentos en la Carcel de San Martín

La información, publicada ayer por el matutino Página/12, da cuenta de la inspección realizada por el fiscal Abel Córdoba, titular del nuevo organismo designado por la procuradora Alejandra Gils Garbó en la cárcel de San Martín, del Servicio Penitenciario cordobes.
En la nota se consigna que “en el hospital del penal se comprobó la existencia de dos camastros de hierro y 17 cadenas de unos setenta centímetros cada una”, y que esos elementos “eran utilizados para estaquear a los internos cada vez que hacían algún reclamo por las condiciones de detención o por malos tratos que recibían durante las requisas”, según denunciaron los detenidos.
En declaraciones al matutino, Córdoba ratificó el hallazgo y mencionó que en otras inspecciones como en Mendoza y Chaco “no encontramos elementos de tortura”.
“La gravedad de lo que encontramos es indudable hoy, en 2013, como lo sería en 1813”, dijo el fiscal al referise a la Asamblea General Constituyente que hace 200 años abolió la tortura.
Córdoba confirmó que la visita a la cárcel fue realizada con el consentimiento de las autoridades del penal, a pesar de lo cual la ministra de Justicia de la provincia, Graciela Chayep, denunció al fiscal por haber ingresado “irregularmente”.
Tal denuncia fue interpretada como un ataque a la Procuraduría.
“Para ingresar a una cárcel para hacer una inspección, no se necesita una orden de allanamiento”, aclaró Córdoba.
El funcionario explicó que en la cárcel de San Martín recibieron “muchísimos testimonios de detenidos que con mucho temor nos contaron sus padecimientos y hablaron del método que allí se aplica”.
“Cuando protestan por alguna razón o hacen planteos ante los guardias, son golpeados y los llevan arrastrando hasta el hospital del penal, donde los amarran con cadenas acamastros de hierro”, agregó.
Las cadenas fueron retiradas y entregadas a la Fiscalía Federal de la provincia para que tome intervención en el caso.
Mediante un comunicado, “Justicia Legítima” manifestó su advertencia luego de la inspección judicial realizada en esa unidad carcelaria por el fiscal Abel Córdoba, a cargo de la Unidad Fiscal contra la Violencia Institucional de la Procuración General de la Nación, donde se comprobó la existencia de dos camastros de hierro y diecisiete cadenas que serían utilizadas como elementos para ejercer castigos físicos en los internos.
“Frente a un suceso que, por los elementos encontrados y los testimonios recogidos, que hoy tomaron estado público, genera la seria sospecha de que en dicho establecimiento penitenciario estén siendo violados derechos humanos elementales”, sostienen en el documento la agrupación Justicia Legítima.
“Resulta llamativo que la única reacción institucional en la Provincia haya sido denunciar al Dr. Córdoba por su actuación”, criticaron en cuanto a la reacción del gobierno provincial.
Por último, desde este espacio instaron a que “los graves hechos detectados sean investigados seriamente y no cubiertos con una estrategia que pretenda dirigir la mirada de la sociedad hacia el denunciante”.
Justicia Legítima de Córdoba es una asociación que reúne a jueces, fiscales, funcionarios de distintos estamentos del Poder Judicial, sindicalistas, académicos, intelectuales y referentes sociales.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *