martes , 11 de diciembre, 2018

El TSJ ordenó la destrucción de 6.500 armas

La devastación de material secuestrado durante procedimientos penales o administrativos se concretará durante la segunda quincena de noviembre.

El Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ) ordenó ayer la destrucción de unas 6.500 armas, que fueron secuestradas en el marco de investigaciones judiciales en diferentes fueros (penal, menores, etc.), y en procedimientos administrativos (caza o pesca furtiva o en zonas prohibidas, por ejemplo).

La devastación se concretará durante el transcurso de la segunda quincena de noviembre en una empresa del interior de la provincia, que desinteresadamente y sin costo alguno, pone al servicio de la sociedad sus instalaciones y su personal para que dicha tarea se concrete debidamente.

La Ley N° 9041, en su artículo 10, establece que cada cinco años se podrá disponer la devastación del material secuestrado que no se hayan podido restituir a sus propietarios o cuando lo imponga evidentes razones de seguridad. A ello se agregó como razón la “urgente y constante necesidad de generar espacios físicos, para aumentar la capacidad operativa del Depósito de Armas y Efectos Secuestrados” con el que cuenta el Poder Judicial.

La destrucción alcanzará a armas secuestradas en procedimientos concretados en 2010 o en años anteriores, que se encuentran actualmente en el Depósito de Armas y Efectos Secuestrados del Palacio de Justicia II, en virtud de una clasificación e inventario elaborado por la Secretaría Penal del TSJ.

Desde 2006, en forma sistemática, en la provincia de Córdoba se destruyen armas, en virtud de la creación del Registro Balístico de armas de fuego, cartuchos y proyectiles provenientes de secuestros realizados por la autoridad pública (Ley 9041 del año 2002).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *