martes , 17 de septiembre, 2019
MacriCristina

El traspaso y las apuestas por la presencia de CFK: Asistirá ¿si o no?

El fin de la esta etapa de transición se torna cada vez más violenta pero lo más escandaloso es que no lo hace en las secretarían ni dependencias. La batalla campal está declarada entre el Ejecutivo entrante y aquel saliente.

Las versiones sobre el traspaso del bastón y la banda presidencial aún son muchas y ninguna de ellas se asemeja en cierto punto a la otra.

Mientras que el presidente electo Mauricio Macri eligió y dictaminó, ya en tiempo de su gobernabilidad, que el paso debería ser en la Casa Rosada, la mandataria actual, Cristina Fernández aseguró que debe realizarse en el Congreso, frente a los parlamentarios y militantes presentes.  Este fue prácticamente el punto que los unió en los últimos días y lejos de encontrarlos juntos, agrandó la brecha que los separa.

Mientras el actual jefe de gobierno porteño insiste con que el acto se realice en la Rosada, la presidenta adelantó que de ser así ella no asistirá pues tiene otros compromisos, la asunción de su cuñada, Alicia Kirchner, como gobernadora de Santa Cruz (por la ley de Lemas).

Pero, lo que le puso más picante a la situación, fueron las acusaciones de la primera  mandataria argentina con respecto al supuesto “abuso de autoridad” que propició Macri para con ella.

En su cuenta de Facebook, CFK publicó, en una especie de carta abierta, 3 punto que propone recordarle al presidente electo:

“Al presidente electo le recuerdo 3 cosas:

La 1ra, que no soy su acompañante.

La 2da, que el 10/12 no es su fiesta de cumpleaños sino el día que asume como Presidente de todos los argentinos en un sistema democrático al que hay que respetar y que su símbolo mayor es la Asamblea Legislativa donde jura como Presidente y donde quien termina su período le entrega el mando.

La 3ra, que no pienso seguir tolerando en silencio, como hasta ahora, el maltrato personal y público que viene dispensando desde el mismo día en que lo invite a Olivos luego de felicitarlo por su triunfo. Ni tampoco las mentiras que se siguen propalando merced a una impunidad mediática nunca antes vista…”

Respuesta

Poco después, la vicepresidenta electa, Gabriela Michetti, defendió a Mauricio Macri al asegurar que “no es un hombre que falte el respeto a nadie”.

“Es una persona muy educada, a quien nunca hemos escuchado subiendo su tono de voz”, respondió Michetti en su cuenta de Twitter.

Además, dijo que le da “mucha pena” tener que contestar los tuits de la presidenta de la Nación porque “es triste que justo ella falte a la verdad”.

Michetti sostuvo que lo que Macri pretende es “simplemente respetar el reglamento de Presidencia y la tradición argentina en el traspaso de mando, esto es: juraremos frente a la Asamblea Legislativa y luego el presidente electo se trasladará a la Casa Rosada”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *