miércoles , 23 de octubre, 2019
Supermercado

El productor agropecuario recibió en abril sólo el 22% del precio final de sus productos

Según la CAME, la brecha entre el precio de origen y el final subió en abril 3,9%. 

La brecha entre el precio de origen de los productos agropecuarios y el que paga el consumidor subió 3,9 por ciento en abril frente a marzo, impulsada por el incremento en las brechas del limón y el repollo, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De esta forma, el productor recibió solo el 22 por ciento del valor final y los consumidores pagaron 5,56 veces más de lo que cobró el productor por sus productos, cuando en marzo la diferencia fue de 5,35 veces.

De los 25 productos relevados, en 14 subieron las brechas y en 11 bajaron. Pero las subas fueron más profundas que las bajas, lo que derivó en un deterioro en el indicador de cuánto se multiplican los precios desde que salen de las manos del productor.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el área de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

En abril, el IPOD agrícola subió 4,7 por ciento, llevando su brecha a 6,02 veces, que resultó 20,6% mayor a la del mismo mes del año pasado.

Por su parte, el IPOD ganadero se mantuvo sin cambios en 3,72 veces.

En abril, el producto donde más subió la brecha fue el limón, con un aumento de 4,4 veces y una brecha que pasó de 7,55 veces a 11,96 veces. El incremento se produjo como consecuencia de la caída del 35,3 por ciento en los precios al productor mientras que los precios al consumidor se incrementaron 2,5 por ciento.

Otro producto con fuerte incremento en la brecha fue el repollo, donde pasó de 3,7 veces en marzo a 6,04 veces en abril (+2,3 veces), como consecuencia de una caída del 41 por ciento en el precio recibido por el productor. Los inconvenientes en la producción de hojas verdes se reflejaron principalmente en las provincias de Santa Fe y de Buenos Aires. Si bien la cosecha es buena, los productores observan una caída del 60 por ciento en sus ventas, lo que lleva a que el 40 por ciento de su producción sea retirada.

En el otro extremo tuvo una fuerte baja la brecha del huevo, ya que pasó de 2,36 a 1,88 veces (-20%). La caída responde a una suba del 27 por ciento en el precio pagado al productor, un ajuste realizado para cubrir el aumento de los costos de producción, según indicaron los productores consultados, quienes a su vez anticiparon que en las próximas semanas el aumento seguramente se trasladará a los precios de góndola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *