lunes , 23 de septiembre, 2019

El PRO desalojó el despacho de Máximo Kirchner

Monzó ordenó cambiar la cerradura y poner un guardia de seguridad que impida el ingreso al lugar. Dirigentes y militantes kirchneristas tomaron por la fuerza el despacho.

El presidente de la Cámara baja, Emilio Monzó (PRO), ordenó ayer desalojar el despacho del diputado de Frente para la Victoria, Máximo Kirchner, cambiar la cerradura y poner una guardia que impida el ingreso, tras lo que dirigentes y militantes kirchneristas se opusieron a la medida y tomar el lugar por la fuerza.

En declaraciones al sitio El Cronista, Monzó aseguró que el despacho “nunca fue de Máximo, nunca lo ocupó y estaba vacío”, aunque en el sitio web del cuerpo las oficinas figuraban asignadas a Kirchner.

“La decisión no es solamente por este despacho sino por todos, porque deben ser redistribuidos en función del resultado electoral“, argumentó el legislador macrista y agregó: “El resultado electoral los ha ido avalando y esto quedó tergiversado y un piso completo lo tiene La Cámpora. Ahora hay un resultado distinto y merece una redistribución de las oficinas“.

Desde la vereda opuesta, la secretaria parlamentaria del FpV, María Teresa García, afirmó a El Cronista que “no puede el presidente de la Cámara invadir el despacho de un diputado. Estamos analizando si se llevaron cosas. A Monzó lo elegimos presidente entre todos los bloques y él tiene que administrar para todos los bloques“.

“Además de no dejar ingresar a los empleados de Máximo, Monzó impide que se retiren herramientas de trabajo de empelados del Congreso que realizaban tareas de mantenimiento en el despacho”, se quejó.

Según fuentes de la Cámara baja, Monzó tiene previsto otorgar el despacho en disputa a algunos de los vicepresidentes de la Cámara, por lo que podrían ser otorgadas a José Luis Gioja o Felipe Solá.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *