martes , 11 de diciembre, 2018

El PO cuestionó a De la Sota y reclamó la apertura de las paritarias

“Para De la Sota la variable de ajuste son los salarios; que se abran las paritarias”, exigió Eduardo Salas y cuestionó que no se recaude con aportes de los sectores económicos poderosos en vez de frenando el crecimiento del sueldo de los trabajadores.

El dirigente del Partido Obrero, Eduardo Salas, cuestionó al gobernador José Manuel de la Sota, a quien acusó de ajustar los salarios de los trabajadores a la vez que reclamó que la reapertura de las negociaciones paritarias.

“De la Sota ha negado la posibilidad de convocar a paritarias y sujetó la ejecución de la promesa de un bono al crecimiento de la recaudación tributaria justo cuando se indica una caída de la misma”, reprochó Salas a la vez que advirtió que “se habla de un nuevo impuestazo vía el aumento del inmobiliario urbano”.

Asimismo, el dirigente de izquierda lamentó que la política económica de De la Sota consista en que “si hay crisis que la paguen los asalariados con la destrucción de su poder adquisitivo frente a la inflación y con mayores impuestos”.

En el mismo sentido, criticó que la oposición haya propuesto otorgar un bono de fin de año para aminorar el peso de la inflación reasignando partidas: “Un bono no compensa la pérdida salarial y que la salud, la educación, la vivienda, etc. necesitan mayores recursos”.

Lo que a ninguno se le ocurrió ni por asomo es dejar de subsidiar a los capitalistas y mucho menos dejar de pagar la deuda que era privada y pasó a ser pagada por el bolsillo de los contribuyentes”, propuso y agregó: “Tampoco se les ocurrió aumentar los recursos cobrándoles a los grandes propiedades agrarias y a los pools sojeros el valor real del inmobiliario rural, que hoy se paga a valores de ¡1995!, así se pierden más de 4000 millones de pesos al año por lo bajo”.

Finalmente, Salas cuestionó que “los dirigentes sindicales, con Pihén a la cabeza, se acomodan a los planes oficiales; han resignado el reclamo de apertura de paritarias a cambio de un bono miserable de $ 1500; mientras el festín capitalista con los fondos públicos y la especulación de los buitres con la deuda siguen su curso. La salida es una: ningún ajuste, que se abran las paritarias, que se otorgue un aumento del 30% y que se traslade a los capitalistas los costos de una crisis que es de ellos”.

(Fuente: Prensa del Partido Obrero)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *