lunes , 23 de septiembre, 2019

El Papa se reunió con Fidel y Raúl Castro

Francisco ofició una histórica misa en la Plaza de la Revolución cubana donde llamó a “cuidar a los frágiles de nuestras familias y de nuestra sociedad”. Cristina participó dela misa.

El papa Francisco visitó ayer al ex presidente cubano Fidel Castro en su residencia, luego de encabezar la misa multitudinaria que celebró en la Plaza de la Revolución de La Habana, y más tarde al presidente de la isla y hermano del primero, Raúl Castro, con quien mantuvo una reunión de cortesía en el Palacio de la Revolución en su primera visita oficial a ese país.

La visita de Francisco se da en el marco de la “normalización de las relaciones” entre Estados Unidos y Cuba.

Tras 56 minutos de reunión en privado, en la que el papa recibió una gran cruz de madera y un cuadro de parte del presidente cubano, no se realizaron declaraciones a la prensa.

Además, Francisco visitó al ex presidente Fidel Castro en su residencia, en un encuentro que duró 40 minutos y en el que ambos intercambiaron libros.

Según se informó oficialmente, ambos líderes hablaron sobre la problemática mundial y al medio ambiente, entre otros temas.

Antes, el Papa había ofrecido una multitudinaria misa en la que destacó que “no puede haber otro fracaso” en lo que denominó el “camino de paz y reconciliación” en Colombia.

Francisco mostró su apoyo a “todos los esfuerzos que se están haciendo, incluso en esta bella isla, para una definitiva reconciliación”, en alusión a las conversaciones de paz en La Habana entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

El papa llamó a “cuidar a los frágiles de nuestras familias y de nuestra sociedad” a la vez que recordó que “la importancia de una persona” no se mide por ninguna otra cosa más que por cuanto “sirve a la fragilidad de la persona”.

“Son personas de carne y hueso con su vida, su historia y con su fragilidad las que Jesús nos invita a defender, a cuidar y a servir. Porque ser cristiano implica luchar y vivir para la dignidad de sus hermanos. Por eso es invitado siempre a dejar de lado sus búsquedas y deseos de omnipotencia ante la mirada concreta de los más frágiles”.

Además, el obispo de Roma pidió alejar el “servicio al prójimo” de la ideología y vincularlo a “las personas”.

“Hay una forma de ejercer el servicio que tiene como interés el beneficiar a los ‘míos’, en nombre de lo ‘nuestro'”, dijo Francisco durante una homilía ante más de 100.000 personas en la Plaza de la Revolución de La Habana.

Quien quiera ser grande, que sirva a los demás, no que se sirva de los demás“, agregó.

Cristina-CubaPor otra parte, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner participó de la misa y luego se reunió brevemente con el Papa.

La mandataria contó que se dijeron “lo de siempre”: “Que yo rece por él y él rece por mí“.

La Presidenta participó de la celebración junto con la comitiva que la acompañó en su viaje hacia Cuba, país al que fue invitada por su par Raúl Castro, con quien mantuvo un encuentro al igual que con Fidel.

Una vez concluida la ceremonia, Cristina se dirigió con la comitiva al Aeropuerto Internacional José Martí para embarcar de regreso a Buenos Aires.

Acompañaron a la mandataria argentina el canciller Héctor Timerman, el secretario de Comunicación Pública, Alfredo Scoccimarro; los embajadores de Argentina en el Vaticano y Cuba, Eduardo Valdés y Juliana Marino, respectivamente, entre otros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *