jueves , 13 de diciembre, 2018

El Municipio intimó a las empresas de colectivos para que cumplan con las frecuencias

El municipio informó que el primer día de funcionamiento del nuevo sistema de transporte presentó un rendimiento dispar en relación a las diferentes prestadoras.

Las dificultades se pueden sintetizar en que si bien la cantidad de unidades que se volcaron al inicio del servicio fueron 745 colectivos, debido a diferentes dificultades, estuvieron en funcionamiento poco más de 700 unidades.

La falta de unidades estuvo motivada por distintas razones:

En el caso de Ciudad de Córdoba, fue la empresa a la que le faltaron mayor cantidad de unidades al inicio del día, 28 unidades en total. Fue debido a que 11 unidades nuevas no pudieron resolver la papelería con Metalpar para poder circular. A su vez, faltaron 17 unidades al inicio del servicio, que fue subsanandose en la mañana incorporando 12 unidades.

En el caso de ERSA, las dificultades se dieron principalmente al inicio del día por ausencia de choferes, provocando que no salieran 6 unidades. Otras 5 unidades nuevas tuvieron dificultades con la instalación de las validadotas, impidiendo su salida a prestar servicio.

En el caso de Autobuses Santa Fe, faltaron 5 unidades al inicio de los servicios por dificultades en la instalación de las validadotas, mientras que la empresa Coniferal tuvo las unidades previstas para la prestación de los servicios.

La falta de unidades en estas empresas generó incumplimientos en las frecuencias de los servicios, lo que se tradujo en demoras en la llegada de los colectivos a las paradas.

En el caso de Ciudad de Córdoba, se resintieron las líneas que salen de Cerveceros y de Artigas, las líneas 20, 26, 27 y 71, las que entraron en asamblea paralizando el servicio durante 3 horas, causando muchas dificultades a los usuarios de esos recorridos.

Un elemento gravitante en el cumplimiento de las frecuencias se verificó en los diferentes cortes que se verificaron por quejas de distintos grupos de vecinos que al impedir la circulación de los colectivos, generaron una fuerte demora en el cumplimiento de las frecuencias en las líneas involucradas.

Tal situación se verificó en Ampliación Ferreyra con la línea 80 y el Barrial 80 de la ERSA; en la Av. Rancagua, involucrando a las líneas 54 y 55 de Autobuses Santa Fé y en Av. Juan B Justo, con la línea 32 de ERSA.

Las dificultades por las movilizaciones en el centro de la ciudad por las movilizaciones de los gremios, lo que retraso el servicio y trajo aparejado incumplimiento en las frecuencias.

Las líneas 10, 12 y 18 de Coniferal, quedaron retrasadas en el horario pico de la mañana por el atascamiento del tránsito que se produjo en la Mujer Urbana.

El municipio ha intimado por Orden de Servicio a las empresas a incorporar la totalidad de las unidades establecidas para la prestación del servicio y que cumplimenten con las frecuencias establecidas.

“Más allá de la incertidumbre propia y el desconcierto que toda implementación de esta envergadura genera, sorprende que el día de inicio del nuevo servicio, se hayan verificado medidas de fuerza por parte de algunos choferes del sistema cuando claramente se han incorporado al servicio una cantidad de unidades sensiblemente superior a las que se venían verificando en las semanas anteriores”, finaliza el comunicado de prensa municipal.

(Fuente: Municipalidad de Córdoba)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *