lunes , 23 de septiembre, 2019

El Ministerio de Salud quitó la prohibición de donar sangre a homosexuales

La cartera sanitaria modificó los requisitos para la donación con el fin de tener una Sistema Nacional de Sangre más seguro, solidario e inclusivo. Además, se terminó con la exigencia de reposición de donantes para acceder a un tratamiento quirúrgico.

El Ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollan, presentó ayer los nuevos requisitos para donar sangre en el marco de las políticas sanitarias impulsadas por esta cartera y en particular desde el Plan Nacional de Sangre, donde se destaca la quita de la prohibición para donar sangre a personas homosexuales.

Asimismo, también se presentará la resolución por la cual se prohíbe la exigencia de donantes de sangre para un paciente que necesite o no transfusiones para su tratamiento, estando internado o en situación ambulatoria.

Con estas nuevas normas Argentina buscar poner fin a la exigencia de “donantes de reposición” y se modifican los marcos de referencia para que los donantes tengan información pre-donación con conceptos sobre situaciones que aumentan el riesgo de contraer infecciones transmisibles por transfusión de sangre y la explicación del período de “ventana” de una infección, que harán que la donación de sangre sea basada en la “participación responsable del acto de donar”.

Además, entre las medidas adoptadas por la cartera sanitaria, se lanzarán nuevas herramientas para promover la donación voluntaria con el objetivo de concientizar a la población en estas temáticas, vinculadas en su integridad a los derechos humanos.

“A partir de estas medidas la sangre en Argentina va a ser más segura de lo que ya era”, aseguró el ministro luego de la firma de las resoluciones en la sede de la cartera sanitaria nacional, durante un acto que contó con las presencias del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Martín Fresneda; del interventor del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI), Pedro Mouratian; del presidente de la Fundación Huésped, Pedro Cahn, y de representantes de las organizaciones no gubernamentales que participaron del proceso de modificación de las normativas.

En un repaso histórico de la epidemia del VIH/SIDA, Gollan recordó que “durante mucho tiempo la gente creyó que si tenía una relación con una persona homosexual corría más riesgos que teniéndolas con una persona heterosexual. La epidemia se encargó de demostrar que no era así y que lo que había que resguardar eran las prácticas y las conductas que podían ser de riesgo“. Modificar esta falsa creencia “costó tiempo y probablemente costó que muchas personas se infectaran por vivir con este prejuicio”, expresó el ministro.

El titular de la cartera sanitaria nacional señaló que “lo que estamos haciendo está avalado científica y técnicamente” y “basado en un criterio sanitario que sustituye al viejo concepto de ‘grupos de riesgo’ por la cuestión real de situaciones de riesgo incrementado”, en alusión a las relaciones sexuales desprotegidas.

Según Gollan, se puede concluir que esta política no sólo “es científicamente indubitable” sino que, además, “desde el punto de vista de género es un derecho más que debemos ampliar y reconocer para terminar con todo tipo de discriminación en nuestro país”.

Además de los cambios, se lanzarán nuevas herramientas para promover la donación voluntaria con el objetivo de concientizar a la población en estas temáticas, vinculadas en su integridad a los derechos humanos.

 (Fuente: Prensa Ministerio de Salud de la Nación)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *