miércoles , 23 de octubre, 2019

“El mensaje no fue para mí, el mensaje fue para la Presidenta”

Alfonso Severo, el testigo en la causa del crimen del militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra que estuvo desaparecido durante un día, denunció haber sido secuestrado y consideró que “el mensaje fue para la presidenta” Cristina Fernández.

“Estoy podrido pero no me van a vencer ni por mí ni por mucha gente”, aseveró Severo a la prensa, luego de ser atendido esta madrugada en un centro médico tras aparecer anoche en la localidad de Gerli, con sus manos atadas con precintos, descalzo y con signos de haber sido golpeado.

El hombre, que ratificó que declarará en el juicio que se le sigue a dirigentes de la Unión Ferroviaria por la muerte de Ferreyra en octubre de 2010, advirtió que “el mensaje no fue para mí, el mensaje fue para la Presidenta”.

“Se tienen que dar cuenta algún día, alguien. Qué pasó. Hace tres años que no nos da bola nadie. Las bandas siguen actuando, los tipos siguen poniendo plata”, denunció entre sollozos y visiblemente nervioso.

Severo se negó a contar ante los periodistas detalles de lo que le había ocurrido durante las horas que estuvo desaparecido y prometió hacerlo “con quien tengo que hablar”.

“Hace tres años que estamos peleamos y parece que nosotros somos los responsables de esto, de las bandas. Dijimos que iba a haber un muerto en los ferrocarriles y lo hubo. ¿Ahora vamos a seguir siendo responsables cuando hablé por todos lados y con un montón de gente?”, advirtió.

Y agregó: “Tuvimos la mala suerte de que se nos murió Néstor Kirchner, quien dijo que iba a ir hasta el hueso. Tuvo mala suerte de desaparecer. Nos facturan por ser kirchneristas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *