miércoles , 13 de noviembre, 2019

El kirchnerista Di Nápoli le arrebató Santa Rosa a la UCR

Se trata de una importante victoria para el PJ frente a Cambiemos y una nueva caída del radicalismo en una capital luego de la sufrida en Córdoba.

El candidato por el Frente Justicialista Pampeano Luciano Di Nápoli logró este domingo a un claro triunfo en las elecciones a la intendencia de la ciudad de Santa Rosa que le permitieron al peronismo reconquistar un territorio perdido a manos de la UCR en 2015. Los resultados provisorios le otorgaron una victoria con el 50,13% sobre el actual intendente, Leandro Altolaguirre, que obtuvo el 26,39%.

Di Nápoli, abogado, dirigente de La Cámpora y postulante de Unidad Ciudadana, llegó a las primarias encabezando al oficialismo luego de ganar las internas del 17 de febrero al superar a Jorge Lezcano, candidato del gobernador saliente Carlos Verna.

En los comicios de este domingo, con el 71,89% de las mesas escrutadas logró una victoria resonante contra Cambiemos. “El camino es la unidad y a nivel nacional hay que replicarlo con una campaña limpia”, dijo una vez consumado el triunfo.

La victoria del dirigente kirchnerista representa un medido espaldarazo a la exmandataria y precandidata a vicepresidenta Cristina de Kirchner, a quien Di Nápoli le había adjudicado el ajustado triunfo de febrero. “Es total y absolutamente de ella”, había dicho por entonces.

Es la primera victoria de un candidato K en una elección general, en el marco de un calendario desdoblado que ventila otras postulaciones de dirigentes de La Cámpora, como la de Anabel Fernández Sagasti en las primarias a gobernador del 9 de junio en Mendoza, y la de Walter Vuoto por la reelección en Ushuaia el 16 de ese mes.

Por otro lado, la derrota del actual mandatario de Santa Rosa refleja una tendencia iniciada en 2003 y que volvió a repetirse este domingo por la cual ningún intendente logró alcanzar la reelección. Asimismo, se trata de una nueva caída del radicalismo en territorio propio luego de la sufrida a manos de Martín Llaryora en Córdoba Capital.

Altolaguirre reconoció la derrota y señaló que “ya habrá tiempo para analizar el resultado, pero las urnas son las que hablan y no hay que echarle la culpa a nadie. Hicimos todo lo posible desde la gestión, pero encontramos una ciudad fundida y destruida”.

(Fuente: Ámbito)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *