lunes , 23 de septiembre, 2019

El jury contra Campagnoli se suspendió por otros 10 días

El Tribunal de Enjuiciamiento que deberá decidir la destitución o no del suspendido fiscal resolvió suspender su actividad por otros 10 días y volver a sesionar recién el 17 de este mes para definir su definitiva integración tras la renuncia de una de sus integrantes.

“No hay acuerdo sobre la recusación al juez sustituto”, dijo una fuente del tribunal en referencia a la situación de Leandro Miño, quien no asistió a ninguna de las audiencias y fue reemplazado la semana pasada por el fiscal Nicolás Toselli, sorteado por la Procuración entre 78 fiscales.

Miño debía reemplazar a la renunciante María Cristina Martínez Córdoba, quien tras pedir licencia por enfermedad aquejada por un pico de presión optó por renunciar dejando al tribunal sin el número requerido para escuchar los alegatos y luego emitir un veredicto.

Uno de los fiscales encargado de la acusación, Adolfo Villate, culpó de la situación de Martínez Córdoba a la campaña de presiones favorables a José María Campagnoli, que incluyeron la difusión por las redes sociales de la dirección y fotos de la renunciante, así como amenazas de muerte y pintadas en su contra.

La defensa de Campagnoli, ejercida por el ex diputado radical Ricardo Gil Lavedra, pidió la semana pasada la reposición del fiscal suspendido en su cargo, pero antes de llegar a esa instancia, el tribunal debe recomponerse para poder decidir cada una de las impugnaciones y nulidades pedientes.

El fiscal de instrucción suspendido está siendo enjuiciado acusado de “inconducta grave” por haber retenido una causa que ya se estaba procesando en el fuero federal y simultáneamente cambiar el objeto procesal en la que el financista Federico Elaskar pasó de estar denunciado por un presunto fraude a ser víctima de una extorsión.

Como el jury estuvo parado por 10 días, técnicamente está caído y debería volver a realizarse y producir nuevamente prueba, o en su defecto aceptar la ya producida en las audiencias realizadas, o por el contrario reponer a Campagnoli en su cargo, como pretende su defensa.

Este “embarramiento” de la causa tuvo hoy un nuevo episodio cuando una ONG audodenominada Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional reclamó la destitución del presidente del tribunal, Daniel Adler, por no citar a los vocales suplentes del tribunal a presenciar las audiencias.

A su vez, el legislador porteño Pablo Ferreyra denunció ante la justicia federal a Campagnoli por haber seguido usando en su auto chapas patentes que consignaban su condición de integrante del Ministerio Público Fiscal pese a que estas ya fueron sacadas de circulación.

En la puerta de la Procuración General de la Nación, donde delibera el tribunal, una veintena de partidarios de Campagnoli volvió a cortar hoy media calzada de Avenida de Mayo mientras exhortaban a los automovilistas a tocar bocinas para apoyar al fiscal suspendido.

Campagnoli, según los fiscales Marcelo García Berro y Adolfo Villate, habría retenido esa causa, cuando por razones de competencia correspondía que fuera investigada por el fiscal Guillermo Marijuan.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *