viernes , 23 de agosto, 2019

El juez Lijo sobreseyó a Corach en la Causa AMIA

Estaba acusado por el pago a Carlos Telleldín. El magistrado sobreseyó además al ex comisario general de la policía bonaerense Antonio Calabró, a los policías Menno y Jofré, y a los cuatro ex secretarios del destituido juez federal Juan José Galeano.

El juez Ariel Lijo sobreseyó hoy al ex ministro del Interior menemista, Carlos Corach, por el desvío de la investigación del atentado mediante el pago de u$s 400.000 al acusado Carlos Telleldín, a cambio de una declaración contra policías bonaerenses.

En la misma resolución, el magistrado sobreseyó además al ex comisario general de la policía bonaerense Antonio Armando Calabró y a los ex miembros de esa fuerza Sebastián Menno y José Jofré, y a los cuatro ex secretarios del destituido juez federal Juan José Galeano.

Lijo tomó esa decisión luego de que la Cámara Federal porteña le ordenó definir las situaciones de todos los imputados que quedaban en la causa, una parte de la cual ya fue enviada a juicio oral con el ex titular de la SIDE menemista Hugo Anzorreguy, Galeano, el ex titular de la DAIA Rubén Beraja, entre otros procesados por “peculado”.

Corach estaba imputado en la causa por haber supuestamente participado de la “construcción ficticia” del operativo que culminó en el pago y una declaración de Telleldín en la que involucró a policías bonaerenses en el atentado del 18 de julio de 1994 que causó 85 muertos en Pasteur 633.

“Las pruebas incorporadas a la causa no reúnen el estado de sospecha necesario para sostener que haya tenido intervención en la investigación, sea vinculada con el pago de los cuatrocientos mil dólares (USD 400.000) que recibió Carlos Alberto Telleldín luego de que se le ampliara la declaración indagatoria”, sostuvo Lijo.

Además entendió que tampoco pudo atribuírsele “alguna otra colaboración durante su curso tendiente a incorporar pruebas falsas o a ocultar una de las únicas pistas lícitas direccionada en búsqueda de la verdad, es decir, vinculada con Kanoore Edul”, en relación a la llamada “pista siria” del atentado, otro desvío por el que irá a juicio el ex presidente de la Nación Carlos Menem.

Lijo entendió que en distintos tramos de la investigación Corach fue mencionado por otras personas, pero esto no sería motivo suficiente para citarlo a declaración indagatoria en la causa.

“Se pudo corroborar que la entonces jueza María Luisa Riva Aramayo invocó su nombre constantemente al momento de entrevistarse con Carlos Alberto Telleldín en la Excma. Cámara del Fuero, circunstancia en la que le habría dicho que contaba con el aval del entonces titular del Ministerio del Interior de la Nación, Carlos V. Corach, para condicionar su descargo al momento de ampliar su declaración indagatoria”, recordó Lijo.

La fallecida Riva Aramayo fue la camarista a la que se señala que intervino en la negociación para que el entonces detenido Telleldín aceptase ampliar su declaración indagatoria y dar nombres de policías bonaerenses que según él se llevaron la camioneta Traffic usada como cochebomba.

“Fue Telleldín quien le hizo saber dicha circunstancia a Galeano el 1 de julio de 1996, ocasión en la que éste puso en su conocimiento que Corach estaba al tanto de la situación”, agregó el juez.

Corach “fue nombrado también por Galeano cuando reunió a todos los integrantes del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal n° 9, circunstancia en la que el entonces titular del tribunal les habría dicho a los empleados y funcionarios que se había reunido con Corach, con quien había acordado avanzar en la investigación de la pista “Brigadas” y las extorsiones a Carlos Alberto Telleldín•.

“Más allá de las distintas invocaciones a lo largo del expediente, no cuento con ninguna prueba fáctica que me lleve a sospechar, con el grado de certeza requerido en esta instancia, que fue quien facilitó el pago de cuatrocientos mil dólares (400.000) a Carlos Alberto Telleldín, como así tampoco que haya realizado alguna conducta activa que haya condicionado el descargo del entonces imputado para que éste involucrara a funcionarios de la policía bonaerense”, sostuvo sobre Corach.

El juez remarcó que en esa línea de argumentación no encontró “ninguna constancia” que le lleve a afirmar que “el imputado deba responder por haber encubierto el atentado de la sede de la AMIA, toda vez que no se le puede enrostrar haber obstruido la investigación y/o profundización de la pista vinculada con Kanoore Edul“.

“Entiendo que los funcionarios nacionales que sí participaron del delito de peculado y del encubrimiento ya fueron procesados por este tribunal, encontrándose actualmente en la instancia de juicio”, concluyó.

Lijo remarcó que Galeano “constantemente imploró” el nombre de Corach al momento de “desviar el curso de la investigación” pero que ya se encuentra probado que fue el ex juez “quien teniendo el dominio del hecho decidió ingeniar un plan para construir una verdad procesal alejada de la verdad, en connivencia con Carlos Saúl Menem, Munir Menem -fallecido-Hugo Anzorreguy, Jorge Alberto Palacios y Carlos Antonio Castañeda, para encubrir la denominada pista siria”.

(Fuente: Telam. Foto: Telam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *