viernes , 22 de noviembre, 2019

El intendente de Cosquín vetó a la ordenanza contra el glifosato

Se trata de la ordenanza 3735, aprobada por el Concejo Deliberante, que prohibía el uso y la comercialización del glifosato en esa ciudad. El FpV analiza hacer una presentación judicial contra la decisión del Ejecutivo.

El intendente de Cosquín Gabriel Musso vetó la ordenanza 3735 que prohibía el uso y la comercialización del glifosato en esta ciudad del departamento Punilla, medida que fue rechazada por el concejal Raúl Cardinali (FPV), quien anunció que desde su espacio político analizan medidas legales para revertir la situación.

El proyecto de ordenanza aprobado el pasado 17 de abril en una sesión extraordinaria, había contado con el aval de movimientos ambientalistas y el apoyo vecinal. La norma establecía la no utilización de glifosato y la prohibición de su comercialización tanto en el ejido municipal como en las principales reservas naturales de la zona.

En diálogo con La Nueva Mañana, Cardinali -impulsor de la iniciativa- señaló que el proyecto presentado en septiembre de 2018 “fue pensado primeramente desde el punto de vista sanitario, contemplando todas las complicaciones que este herbicida provoca sobre la salud; pero desde el punto de vista turístico: “Fuimos declarados municipio verde por los parámetros ambientales en los que hemos avanzado,  hubiera sido bueno que desde el municipio se acompañara esta ordenanza”.

Cardinali aseguró que la medida generó un fuerte rechazo en el sector impulsor de la iniciativa, a pesar de que “el veto era previsible”: “En ningún momento hubo voluntad de los concejales del oficialismo en acompañar esto”, cuestionó. “Lo tomamos muy mal. Este proyecto reunió más de 500 firmas de vecinos, la gente se compenetró. Hoy los movimientos ambientalistas están viendo si se puede hacer algo, y nosotros estamos hablando con nuestros asesores legales para ver si esto se puede revertir. Lamentablemente el veto está contemplado en la ley”, explicó a este medio.

En los fundamentos del veto número 223/2019, Musso sostuvo que al fijar la distribución de la competencia sobre la materia al que se refiere el proyecto aprobado, la ley provincial 9.164 de Productos Químicos o Biológicos de Uso Agropecuario no ha dejado margen de error, al establecer en su artículo 9 que a partir de la promulgación, su cumplimiento será obligatorio para todos los municipios de la provincia, los que deben adherir o adecuar sus normas a la presente.

El intendente señaló que el proyecto resultaría contrario a la normativa provincial en materia, “al prohibir absolutamente en todo el territorio de la ciudad de Cosquín el uso y la comercialización de un producto químicos o biológico de uso agropecuaria –como lo es el glifosato–, que no ha sido prohibido por la ley provincial 9.164 ni por el Senasa; toda vez que la ley estableció zonas de amortiguación en dos artículos, según el método de aplicación aérea o terrestre”.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *