lunes , 23 de septiembre, 2019

El Gobierno provincial cesanteó a los policías que se reunieron con fines gremiales en Villa María

En total son 23 efectivos los afectados. Once policías activos; once retirados y uno dependiente retirado del Servicio Penitenciario.

El gobernador José Manuel de la Sota dispuso la cesantía y separación de la Fuerza de personal de la Policía de Córdoba y del Servicio Penitenciario, retirado y en actividad, que el sábado 28 de junio, en la ciudad de Villa María, se reunió en un bar con fines gremiales, incurriendo -según la Ley N° 10.187 (Ley Antimotines) – en conductas de “insubordinación e indisciplina”.

El Decreto del Poder Ejecutivo expresa que las personas involucradas, en el marco de un acto de carácter gremial o sindical no autorizado para el personal policial y expresamente prohibido para el personal penitenciario, participaron de una posterior situación violenta, hostil y tumultuosa, avalando las agresiones físicas y descalificaciones verbales hacia los superiores que se apersonaron en el lugar.

“Tales inconductas son consideradas una falta gravísima ya que importan el quebrantamiento voluntario y deliberado de la sujeción al mando de las autoridades de la fuerza y al régimen jurídico y disciplinario a los que se encuentran sometidos, afectando el buen nombre y prestigio de la Institución Policial y Penitenciaria”, sostiene el comunicado oficial.

Por tal motivo, es decisión del Poder Ejecutivo disponer la sanción segregativa y la consecuente baja de la institución del personal que participó de estos actos de indisciplina.

El personal retirado que participó de estos hechos dejará de pertenecer a la fuerza y perderá todos los derechos que las leyes y decretos reglamentarios le otorgan, con excepción de los derechos previsionales y asistenciales adquiridos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *