domingo , 17 de noviembre, 2019

El Gobierno formalizó la denuncia contra Ramos Padilla

El representante del Ejecutivo ante la Magistratura presentó la denuncia para que se investigue al juez por “mal desempeño” por “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad” por su exposición en el Congreso sobre el caso contra Stornelli.

El representante del Poder Ejecutivo ante el Consejo de la Magistratura, Juan Bautista Mahiques, formalizó ayer la denuncia para que se inicie una investigación contra el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla por “manifiesta actuación irregular y violatoria de los deberes de imparcialidad” por su exposición en el Congreso sobre la causa por presunta extorsión al empresario agrícola Pedro Etchebest por parte del fiscal Carlos Stornelli y el falso abogado Marcelo D´Alessio.

En la presentación se acusa al juez de revelar “cuestiones vinculadas a dicha investigación en curso, lo que demuestra una irregular actuación, violatoria de los deberes de imparcialidad y reserva que todo juez debe guardar respecto de las causas que tramitan ante sus estrados y en resguardo de los derechos de las partes involucradas”.

El magistrado hizo de su investigación una cuestión pública, política y mediática, alejada del rol que la Constitución Nacional reconoce al Poder Judicial, poniendo gravemente en crisis la confianza de los habitantes que depositan en ese poder del Estado”, sostuvo Mahiques y remarcó que el artículo 66 del Código Iberoamericano de ética judicial establece que “el deber de reserva y secreto profesional que pesa sobre el juez se extiende no solo a los medios de información institucionalizados sino también al ámbito estrictamente privado”.

En este sentido, el concejero señala que el juez de dolores “ha demostrado una actitud confortativa para con algunos legisladores, lo que demuestra un accionar contrario con la prudencia y el decoro que se espera de un juez federal”.

“Ramos Padilla afirmó categóricamente como verdaderos diversos extremos de la investigación que, conforme sus propios dichos, todavía no han sido verificados. Del mismo modo cuestionó e involucró a otros magistrados y diputados nacionales, lo que resulta además imprudente, contradictorio y constitutivo de un inaceptable prejuzgamiento.”, agrega el texto.

“El juez tiene como rol ser garante del equilibrio de derechos y poderes entre el acusador y el acusado. Esto es absolutamente desvirtuado cuando, como en este caso, las funciones de investigación y acusación son acaparadas por un juez cuya actuación pública habla de una pérdida total de ecuanimidad”, sostuvo Mahiques.

Cabe recordar que al exponer ante la comisión de Libertad de Expresión de la Cámara de Diputados, el juez informó que investiga “una red de espionaje judicial de magnitudes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *