domingo , 15 de septiembre, 2019

El Gobierno designó a un dirigente de la JR subsecretario de un área nacional

El líder de la agrupación radical “Los Irrompibles”, Leandro Santoro, será subsecretario para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia que depende de la Jefatura de Gabinete. Dijo que se encargará de “generar canales de diálogo”.

El dirigente de la Juventud Radical, Leandro Santoro, fue designado ayer por el gobierno nacional como subsecretario para la Reforma Institucional y Fortalecimiento de la Democracia que funciona bajo la órbita de la Jefatura de Gabinete de Ministros.

A través del decreto 533/2015, publicado ayer en el Boletín Oficial con la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el Ejecutivo designó al líder de la agrupación radical “Los Irrompibles” en reemplazo de Nicolás Noriega.

El área que dirigirá Santoro tiene por objetivo “fortalecer la relación entre el Estado y la sociedad civil para desarrollar una democracia gobernable, transparente, legítima y eficiente”. La Subsecretaría “promueve la implementación de los mecanismos de democracia directa y de democracia participativa contemplados en la Constitución Nacional y participa junto al Ministerio del Interior en la asistencia a los estados provinciales para la formulación de proyectos en la materia”.

Asimismo, la dependencia nacional “actúa como organismo coordinador o autoridad de aplicación de los siguientes procedimientos: audiencias públicas, acceso a la información pública, publicidad de la gestión de intereses, elaboración participativa de normas, reuniones abiertas de los entes reguladores de servicios públicos y la gratuidad del Boletín Oficial”.

Santoro, quien con 38 años es docente en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA, dijo tras su designación que “desde la identidad radical podemos ayudar al fortalecimiento de la democracia” y garantizó que a partir de su designación se encargará de “generar canales de diálogo con la gente, las organizaciones sociales y los partidos políticos”.

En este sentido, el dirigente confesó sentir “una mezcla de satisfacción y dolor” ya que “la Unión Civica Radical se pasó al campo antipopular” después de haber sellado su alianza con el PRO.

La única forma de poder conquistar lo que falta es profundizando este modelo de transformación“, aseguró y agregó que “hay que garantizar en la Argentina una agenda que continúe las políticas que nos permitan desterrar la pobreza y la desigualdad”.

En referencia a la UCR, Santoro analizó que ese espacio atraviesa “un proceso de fractura en la cúpula y astillamiento en la base”, y agregó que “lamentablemente la dirigencia nacional del radicalismo se debatió entre dos alternativas de centroderecha e imposibilitó el debate ideológico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *