jueves , 12 de diciembre, 2019

El Gobierno ajustará el gasto en obra pública

Ante la subida del dólar, Dujovne brindó una conferencia de prensa en la que anunció la modificación de la meta del déficit de 3,2% a 2,7% y ratificó la pauta inflacionaria del 15% para este año.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, anunció ayer que el gobierno ajustará el gasto en obra pública a la vez que informó la modificación de la meta del déficit de 3,2% a 2,7% y ratificó la pauta inflacionaria del 15% para este año.

En una conferencia de prensa que ofreció acompañado por el ministro de Finanzas, Luis Caputo, en medio de la escalada del dólar, Dujovne explicó el programa fiscal del Gobierno.

En este contexto, el funcionario anunció la modificación de la meta del déficit de 3,2% a 2,7% y mantuvo las previsión del 15% de inflación para este año, y dijo que habrá un cambio en el plan fiscal, con metas más ambiciosas que demandará un drástico recorte del gasto pública.

Nos duele tocar el presupuesto de la obra pública, pero entendemos en este contexto que necesitamos acelerar el camino hacia la convergencia fiscal en medio de intentos populistas de la oposición”, dijo el ministro de Hacienda.

“Estuvimos trabajando con el presidente. Modificamos la meta del déficit. Ante estas presiones demagógicas, ratificamos el rumbo de la política fiscal. Cumplimos con las metas del primer trimestre. Queremos dejar de emitir deuda y depender de los mercados“, señaló el funcionario.

“La meta de inflación sigue siendo del 15% y del 10% para 2019”, continuó Dujovne. “Han subido las tasas de interés en Estados Unidos y las monedas emergentes se han depreciado”, dijo respecto al dólar, que ayer escaló hasta los 23,30 en el mercado cambiario.

Por su parte, Caputo explicó que “el movimiento” del dólar “no” los agarró “desprevenidos”: “Argentina está muy preparada para estos shocks”.

Cabe recordar que el jueves, la cotización del dólar se disparó y marcó un récord pese a que el Banco Central (BCRA) volvió a subir abruptamente sus tasas de interés otros tres puntos. La divisa no aflojó pese a que el resto de las monedas del mundo habían terminado el ajuste como consecuencia de la suba de los bonos de Estados Unidos.

Dos minutos antes del cierre de las operaciones cambiarias, cuando el dólar se operaba a $22,45 para la venta en la plaza mayorista, alguien cargó en el sistema una oferta de compra a $23 que se ejecutó de modo casi inmediato.

Ese valor quedó como cierre para la divisa. Durante la jornada, el Banco Central volvió a subir fuerte las tasas de interés y a tratar de calmar la sed dolarizadora: vendió US$451 millones de las reservas. El resultado fue una devaluación del 7,83% del peso, la mayor para un día desde la salida del cepo.

(Fuente: La Nueva Mañana)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *