lunes , 19 de agosto, 2019

El gobernador De la Sota inauguró el Jardín de los Sentidos

Con la presencia del gobernador José Manuel de la Sota fue inaugurado este martes en el Parque de las Tejas el Jardín de los Sentidos, un espacio de estimulación sensorial que aspira a convertirse en modelo de inclusión y que ocupa un rectángulo custodiado por añosos eucaliptos, pinos y palmeras a un costado de la avenida Valparaíso casi esquina Chile.

El Jardín de los Sentidos consta de cuatro zonas diferenciadas por colores, cada una con juegos interactivos vinculados con los sentidos de la vista, el tacto, el oído y el olfato, todos ellos están conectados por sendas peatonales, maquetas o mapas táctiles y en Braille, baldosas podotáctiles para orientar a personas ciegas, y áreas parquizadas con arbustos y flores

Los juegos se distribuyen en casi 1.000 metros cuadrados de superficie y fueron diseñados por especialistas en accesibilidad del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia quienes invitaron a participar a la Fundación Desafiarte.

Durante la habilitación del nuevo espacio lúdico y de recreación, cuyas características lo hacen único en el país, oficiaron de guías 18 chicos que se capacitaron durante meses esa tarea que seguirán cumpliendo diariamente de 10 a 17 horas.

Los jóvenes tienen entre 20 y 35 años y son ciegos, con síndrome de down o discapacitados intelectuales o motrices beneficiarios del Programa Primer Paso y que han recibido instrucciones para que los niños y adultos que visiten esa nueva zona del Parque de las Tejas puedan aprovechar al máximo todas sus potencialidades.

“Estoy profundamente orgulloso de esta nueva realización-dijo el ministro Daniel Passerini-porque estamos concretando un anhelo de mucha gente que viene luchando por mayores derechos y por inclusión, todo lo cual se pudo sintetizar en esta obra que es el Jardín de los Sentidos, un lugar donde no hay obstáculos para ninguna persona y donde a través de juegos interactivos y de experiencias sensoriales muchas personas descubrimos cosas que pensamos que ya sabíamos”.

Cada uno de los juegos fueron construidos por artesanos. En el área relacionada con el oído se instalaron tubos sonoros, xilofón, orejas, campanas y yembés, un instrumento de percusión que el joven que oficiaba de guía invitó a los presentes a tocar y que terminó ejecutando el propio ministro de Desarrollo Social.

El funcionario y el gobernador probaron también unos tubos interconectados para volver a la prehistoria de la telefonía y se animaron a intentar hacer coincidir figuras en la zona de estimulación del sentido de la vista.

Delfina, otra de las guías, tuvo a su cargo el área dedicada a homenajear el olfato y paseó a los primeros asistentes ante un almácigo de plantas aromáticas naturales y también por flores artificiales que inundaron el parque de olor a lavanda.

“El valor agregado de este Jardín son las personas que lo llevan adelante”, dijo Passerini. “Yo hablaba del círculo virtuoso cuando uno puede ir uniendo varios puntos y crecer. Aquí hay una organización no gubernamental que se llama Desafiarte que hace más de 15 años viene trabajando con personas en situación de discapacidad y que empezó con proyectos artísticos, siempre buscando la inclusión. El gobierno de la Provincia le ha dado lugar, los ha escuchado y hemos llevado adelante este proyecto donde las 18 personas que trabajan aquí, incluídas en el Programa Primer Paso, cuidan la parte de jardinería, la limpieza, el mantenimiento de los juegos y además son los guías, los monitores de este lugar”.

El ministro precisó que los jóvenes seguirán trabajando en el lugar “explicándole a cada uno de los visitantes el funcionamiento particular de los juegos y el modo de aprovechar experiencias sensoriales .Por eso estoy orgulloso de que Córdoba sea un lugar de convivencia y que aunque por ahora es único en el país, sea imitado y replicado lo que implicará un triunfo del sentido común”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *