miércoles , 21 de noviembre, 2018

El fiscal aseguró que las pruebas permitieron imputar a Ramón Mestre por el manejo de fondos

Gustavo Vidal Lascano afirmó ayer que los elementos recabados le permitieron imputar al Intendente de Córdoba y a otros funcionarios municipales por presuntas irregularidades en el manejo de fondos nacionales destinados al transporte público de pasajeros.

“Desde marzo teníamos una denuncia y comenzamos la investigación que llevó a este resultado provisorio”, aseveró a la prensa el funcionario judicial, que precisó que la causa es “por supuestas irregularidades en la asignación de subsidios al gasoil para el transporte”. 

Según el fiscal, a partir de declaraciones juradas de los funcionarios municipales, “la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) asignaba subsidios a Ersa Autobuses, para ochos unidades, que se correspondían con unidades de la firma Transporte Autormotor Municipal Sociedad del Estado (Tamse residual)”.

Vidal Lascano subrayó que, cuando los funcionarios municipales tomaron conocimiento de la denuncia penal formalizada por el concejal Daniel Juez (Frente Cívico y Social), “presentaron un escrito”, no obstante lo cual “otros elementos investigatorios llevaron provisoriamente a tomar esta decisión”.

Aunque sin aludir a fechas posibles, el fiscal precisó que el próximo paso procesal consistirá “en la citación a prestar declaración indagatoria”, para que los investigados ejerzan “su derecho de defensa”.

La imputación recae sobre Mestre; sobre el secretario de Transporte, César Ferreyra; sobre su antecesor, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, y sobre el titular de Ersa, Juan Carlos Romero, por la supuesta comisión de defraudación calificada a la administración pública. 

“Aquí no hay un error administrativo, sino una intencionalidad, que Ersa recibiera los subsidios que correspondían a Tamse”, expresó Juez al enterarse de lo resuelto por Vidal Lascano.

El origen de la causa es la presentación que, en marzo pasado, había formalizado el concejal Juez, que denunció una supuesta estafa “en el cobro de subsidios nacionales (por gasoil) para unidades del sistema de transporte urbano de pasajeros” de la capital cordobesa. 

Según la denuncia, dos empresas privadas “percibían el cobro de sumas en subsidios para coches del transporte urbano de la ciudad, que correspondían a vehículos de la firma Tamse residual”.

Según la denuncia de Juez y en función de “documentación de la CNRT, la Unión Transitoria de Empresas que conforman Ersa Urbano y Autobuses Santa Fe cobraba en forma indebida dichos subsidios”, lo que habría generado “un perjuicio al Estado municipal cercano a los 240.000 pesos por mes”.

“De acuerdo con las reglamentaciones de la CNRT, el intendente Mestre era el responsable y, como máxima autoridad, debía asegurar en una declaración jurada, con su firma, la información que se enviaba para el cobro de subsidios”, destacaba la denuncia.

(Fuente: Télam)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *