miércoles , 21 de noviembre, 2018

El desempleo cayó al 9,1% en el primer trimestre

Según el Indec, se trata de una baja interanual del 0,1%, aunque subió frente al 7,2% del cuarto trimestre del año pasado. En el Gran Córdoba, la desocupación fue del 10,3%.

La tasa de desempleo se ubicó en 9,1 por ciento al término del primer trimestre de este año, lo que representa una leve baja frente al 9,2 por ciento registrado en igual período del año pasado, informó ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Esta leve baja en la tasa de desocupación se logró luego de que el Producto Bruto Interno (PBI) creciera 3,6 por ciento entre ambas mediciones.

En cambio, el índice de desocupación subió frente a un 7,2 por ciento del cuarto trimestre del año pasado.

En tanto, la subocupación se ubicó en 9,8 por ciento en el mismo período y bajó levemente respecto del 9,2 por ciento de un año atrás. Sin embargo, creció 0,4 por ciento respecto del cuarto trimestre, cuando fue del 10,2 por ciento.

Según las cifras oficiales, la población desocupada alcanza a 1.183.000 personas sin trabajo, mientras la subocupación afecta a 1.977.000 habitantes, sobre una población económicamente activa de 27,7 millones de personas que habitan los 31 aglomerados relevados por el INDEC.

En el caso del Gran Córdoba, la desocupación se ubicó por encima de la media y fue del 10,3 por ciento.

Con respecto al tiempo de búsqueda de empleo, el Indec precisó que “se observa que el 39,3 por ciento de los desocupados busca empleo desde hace más de 1 año” y no lo consigue.

El 26,1 por ciento de los desocupados indicó un tiempo de búsqueda de empleo de 1 a 3 meses de duración, seguido por un 13,9 por ciento cuyo tiempo de búsqueda fue de 3 a 6 meses.

Por otra parte, el informe oficial revela que entre los desocupados, el 25,8 por ciento son hombres y el 25,5 por ciento mujeres de hasta 29 años, y el desempleo afecta al 23,3 por ciento de mujeres y al 21,3 por ciento de hombres que tienen entre 30 y 64 años.

Las estadísticas oficiales indican que el 23,4 por ciento de los desocupados son jefes de hogar, el 18,3 por ciento cónyuges y el 48,6 por ciento de los desocupados son hijos del jefe del hogar, mientras que el restante 9,7 por ciento sin trabajo son otros componentes del hogar.

Por último, la subocupación demandante, personas que tienen un empleo parcial y salen a buscar trabajo afecta al 6,8 por ciento de los 31 aglomerados y la desocupación no demandante al 3 por ciento de los habitantes, que teniendo un empleo precario no salen a buscar uno mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *