viernes , 22 de noviembre, 2019
Supermercado

El consumidor pagó 5,6 veces más que lo que recibió el productor agropecuario

La CAME informó que brecha de precios entre el costo de origen y el valor en góndola subió 8,3% en agosto. La participación del productor en el precio se mantuvo en 23,6%.

La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios subió 8,3 por ciento en agosto, informó ayer la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

El incremento estuvo impulsado por el aumento en las brechas de la mandarina, la cebolla, la naranja, la papa y el zapallito.

De esta forma, los consumidores pagaron 5,6 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en julio la diferencia fue de 5,15 veces. Pero con muchas dispersiones: mientras en la mandarina la brecha fue de 13,3 veces, en la frutilla fue de 1,73 veces.

Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

El informe de la CAME precisa que en agosto, el IPOD agrícola subió 10,6 por ciento, incrementando su brecha a 6,05 veces, ubicándose casi en los mismos valores del mismo mes del año pasado.

En tanto, el IPOD ganadero, en tanto, bajó 5,4 por ciento, ubicándose en 3,68 veces, incluso 3,4 por ciento por debajo de agosto 2018.

La participación del productor en el precio final se mantuvo prácticamente estable, apenas bajó 0,3 por ciento a 23,6 por ciento promedio, desde el 23,7 por ciento el mes anterior.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *