martes , 11 de diciembre, 2018
Concejo

El Consejo aprobó el nuevo Código de Convivencia Ciudadana

El proyecto fue aprobado por mayoría con el voto de la UCR, mientras que UPC, Eva Duarte y Compromiso Ciudadano se opusieron. Comenzaría a regir en abril del año próximo.

El Concejo Deliberante de la Ciudad de Córdoba aprobó ayer el nuevo Código de Convivencia Ciudadana que reemplazará al actual Código de Faltas municipal con los votos del oficialismo y el rechazo de toda la oposición, con el cual se busca actualizar la normativa a las nuevas realidades y dificultades de la convivencia urbana.

Al respecto, el concejal Lucas Cavallo (UCR) miembro informante y presidente de la comisión de Legislación General que trató durante once meses el proyecto enviado por Ejecutivo Municipal, fundamentó que este código busca regular conductas de las personas y que prevé comenzar a regir en el mes de abril próximo.

 “Este código aspira a regular las pautas de convivencia, regulando las problemáticas actuales de los vecinos, desalentando conductas que puedan poner en riesgo la vida de los demás”, dijo el edil a la vez que destacó que “es una norma que satisface las expectativas en esta materia, que regula otros aspectos que antes no estaban regulados en el código de faltas que tienen que ver con el medio ambiente, el derecho al consumidor, salubridad, venta de fármacos, y se debatió durante muchos meses en el seno de la comisión”.

En este sentido,  Cavallo dijo que “aspiramos que todos la puedan conocer hasta abril del año que viene que comience a regir, aspira a que el vecino conociendo la norma la cumpla, no podemos partir de la premisa de que el vecino no cumplirá con la norma”.

En cuanto a los carreros es una realidad que no podemos tapar, son familias con recursos escasos y viven de esto y tenemos la necesidad de normar. Por otro lado quiero dejar en claro que hay competencias municipales que son concurrentes con las de otros poderes estado federal y provincial y en ese caso parecen sanciones que pueden ser doblemente impuestas pero hay que diferenciar y subrayar que esto es derecho público”, agregó.

Por su parte, Vera Barros, del bloque Eva Duarte manifestó que “hubiéramos querido aún más tiempo para debatir” y agregó que “no lo acompañamos pero estamos de acuerdo con los montos de las multas, coincidimos que el código es necesario y las multas que aplica”.

Desde el bloque de UPC, el concejal Héctor Campana dijo que a pesar de la gran apertura que dio el presidente de la comisión, entendió que hay temas que deberían haber sido aún más discutidos y evacuado más las dudas, por ello su bloque no lo acompañó y pidió la vuelta a comisión.

Finalmente, el concejal Esteban Dómina destacó también “el trabajo de la comisión ya que este texto es prácticamente nuevo porque muchos de los artículos fueron cambiados con el aporte de la comisión, pero cree que el proyecto requería mayor discusión para mejorar los puntos controvertidos.”.

Respecto a las modificaciones que se incorporan al nuevo Código de Convivencia municipal, se destaca la habilitación de la venta de energizantes en las estaciones de servicios; se agravan las penas lugares públicos donde se discrimine, con una clausura de hasta 180 días; se brinda protección a los artesanos a quienes se los diferenciará de los vendedores ambulantes.

Además, se suma al control de alcoholemia la posibilidad de medir consumo de estupefacientes; se establece que los peatones serán plausibles de sanción aquellas personas que no crucen calles y avenidas por la senda peatonal; se endurecen las multas para quienes infrinjan la prohibición de vender bebidas alcohólicas fuera del horario permitido, a menores y en negocios no habilitados; sanciona la contratación de carreros para el traslado de residuos,  a quienes además se les prohíbe trabajar en la zona céntrica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *