martes , 11 de diciembre, 2018

El Concejo ratificó el convenio urbanístico entre la Municipalidad y Edisur

El Concejo Deliberante de la ciudad de Córdoba aprobó ayer el convenio urbanístico entre la Municipalidad y la razón social Edisur S.A. con el apoyo del bloque de la Unión Cívica Radical (UCR) y la abstención del bloque Unión por Córdoba (UPC).

Al respecto, el concejal Alberto Guzmán explicó: “Este convenio que estamos aprobando es la factibilidad de fraccionamiento de la tierra”.

El Convenio aprobado por el Concejo Deliberante de Córdoba autoriza el fraccionamiento de 563 hectáreas localizadas en el sector sudeste de la ciudad en 13.088 lotes, que una vez habilitados, alojarán un futuro asentamiento poblacional de 50.000 personas, o sea de un rango equivalente al de Alta Gracia o Río Tercero.

De estas 563 hectáreas, no todas pueden ser utilizadas comercialmente, hay 24 que están destinadas a la futura traza de la Circunvalación, más 10 hectáreas destinadas a establecimientos educativos o culturales. Y se consideran que 423 hectáreas serían destinadas para viviendas y espacios verdes y se construirían 13.088 unidades.

Por su parte Edisur se compromete a realizar una serie de obras de infraestructura para la ciudad, como el intercambiador de Av. Rafael Núñez-Donato Álvarez, las prolongaciones de Av. Baigorria-Donosa, de Av. Cruz Roja, de calle Lisardo Novillo Saravia, de calle Bruselas, de calle Colonia Impira, el desagüe de Av. Cruz Roja y Río Negro y la materialización de calle Cañada de Gómez. Además serán transferidos al dominio municipal 175.100 metros cuadrados de superficie urbanizable.

Desde la oposición, el concejal por el Frente Cívico, Esteban Dómina, opinó que “la Autoridad de Aplicación deberá tener especialmente en consideración el impacto socio ambiental de la intervención propuesta, conforme a la normativa en la materia tanto de orden Municipal, Provincial y Nacional”.

En este sentido, dijo que la evaluación de riesgos naturales debería ser un requisito previo a la firma del Convenio, porque “obviarlo significa poner en marcha un hecho consumado (habilitar la fundación de una ciudad dentro de la ciudad) que puede acarrear severos perjuicios ambientales si no se toman los recaudos propios de una futura urbanización de las dimensiones apuntadas”.

A través de un comunicado de prensa, Dómina cuestionó también que “se convalidó un valor arbitrario de la tierra urbanizada, sin que haya tomado intervención la Dirección de Catastro Municipal, según establece la norma”.

“En el cómputo del beneficio se aplicó un porcentaje del 10% sobre el valor de la superficie urbanizable, cuando por aplicación del Art. 14º corresponde aplicar el 15%”, denunció a la vez que aseguró que “en el cómputo del beneficio no se tuvo en cuenta el cambio autorizado de Ocupación del suelo, al pasar de un FOT (Factor de Ocupación Total) de 0,30 a 0,70, más que duplicando la capacidad edificable”.

“El efecto combinado de los tres factores mencionados incide en la determinación del beneficio a favor del Municipio, que según la aplicación literal de la Ordenanza debería ser varias veces superior al pactado”, advirtió el edil.

Finalmente, Dómima cuestionó que en la iniciativa “no se previó que la traza de la avenida de Circunvalación generará un beneficio adicional para el titular (Edisur) de las 9,3 hectáreas a expropiar afectadas por la misma. Esta omisión ya la habíamos planteado con relación al Convenio con Cooperativa Horizonte, y vuelve a incurrirse en el mismo error”.

(Fuente: Prensa Municipalidad de Córdoba)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *